«Mujeres en la sombra», el blog que recupera «a grandes mujeres de las que no sabemos nada»

María G. de Montis | Madrid - 20 mayo, 2022

En pleno 2018, en el contexto del movimiento #MeToo y con las mujeres de todo el mundo tomando las calles el 8 de marzo, la periodista Carmen Matas tuvo una revelación: a lo largo de su vida prácticamente solo había leído a hombres. “Decidí cambiar esa tendencia y comencé a leer sobre figuras históricas femeninas. Y me sorprendí, porque la Historia está plagada de grandes mujeres de las que no sabemos nada”, cuenta en una entrevista con Efeminista.

Ese año, esta especialista en comunicación y marketing digital comenzó a difundir la historia y contribuciones de esas mujeres a través de su cuenta de Twitter. “Empecé a seleccionar las historias que más me llamaban la atención y me di cuenta de que lo que me sucedía a mí también les sucedía a otras personas”. De ahí que Matas decidiera darle otra dimensión al proyecto y ubicar todas esas historias en el mismo espacio, el blog Mujeres en la sombra.

El Blog mujeres en la sombra

Un sitio web en el que conocer a todas esas mujeres fundamentales en el desarrollo de la Historia y relegadas por el mismo «progreso» al que contribuyeron. Activistas, deportistas, empresarias… todas tienen cabida en este blog que no deja de crecer. Porque, tal y como apunta su fundadora, «siempre hay historias que sacar de las sombras, mujeres importantes a las que conocer».

«Nadie me explicó que fue una física austriaca la descubridora de la fusión nuclear. En la escuela nunca aprendí que la composición de las estrellas fue descubierta por una mujer en 1925. Tampoco que Olympe de Gouges escribió en 1789 la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana», reza el manifiesto de Mujeres en la sombra, que se pregunta: «En los museos, en los nombres de las calles, en la lista de nominaciones de los premios Nobel, en los libros de historia, en la memoria colectiva…. ¿dónde están las mujeres?»

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un blog que permaneció en duermevela unos años y que no terminó de despegar hasta 2021, cuando Matas conoció al diseñador Santiago Escalada. “Es importante que los hombres también se involucren en proyectos feministas y Santiago lo hizo”, cuenta Matas. «Él es un gran diseñador y eso es importante, porque hoy en día la forma cuenta tanto como el contenido».

2018, un año clave para el feminismo

El 2018 fue un momento clave para las feministas de muchos países del mundo y la fundadora de Mujeres en la sombra no fue ajena a ello. «Es un momento clave en mi vida. Yo no he nacido feminista, sino que me he construido por mi propio interés y gracias a que todo un movimiento lo está impulsando» explica.

«Recuerdo esa época como un momento en el que mi cabeza hico ‘click’ y yo sentí que debía hacer algo que trascendiese un poco», añade. «Descubrí que había mucho por hacer y estuve mucho tiempo pensando dónde debía poner la luz, el foco. Y en esa época empecé a descubrir esas historias de impacto que no aparecen en los libros».

Conoció, por ejemplo, la historia de Fátima Al-Fihri (800-880), la fundadora de la Universidad de Qarawiyyin. «Siempre creímos que la de Bolonia era la primera universidad de la Historia, pero no es así. Esta está en Marruecos y sigue operativa».

Una de tantas historias que Matas incluiría «obligatoriamente en los libros de texto», a los que urge hacer «una revisión en sus contenidos». «Seguimos peleando para que las mujeres sean más, pero tan solo el 7,5% de las figuras de los libros son femeninas», alega.

«Hay un llamamiento a que se cambien las cosas, pero en la práctica no se está haciendo nada», defiende. Cuenta que conoce docentes que están introduciendo figuras femeninas en sus materias, pero  sin una modificación curricular, los cambios «no son significativos». De ahí que Escalada y ella traten de hacer llegar, de una forma atractiva, las historias de estas mujeres a los y las más jóvenes, usando tanto sus códigos como sus plataformas.

«Es fundamental que todo el mundo conozca a estas mujeres, pero sobre todo las nuevas generaciones. Es imprescindible que las niñas y las jóvenes de hoy en día crezcan contando con todos estos referentes, sabiendo que la historia está plagada de mujeres que hicieron grandes cosas», apunta. «Y si ellas pudieron, tú también”.

«Es trascendental que una niña sepa que toda la tarta es para ella, no solo una porción. Porque cuando aspiras a más, consigues más».

Una cuestión de justicia histórica

Escalada y Matas hacen un tándem perfecto: ella gestiona la parte documental y él se encarga de los materiales audiovisuales y el diseño de la web. Mientras, ambos hacen «malabares» para compaginar este proyecto con su trabajo remunerado y su tiempo de ocio.

«Cuidamos mucho las historias, porque vivimos en una época en la que si la información no resulta llamativa, no se escucha», asevera la periodista, que asegura que ese «trabajo de fondo», que siguen miles de personas en redes sociales, está teniendo «un feedback muy positivo», pero insuficiente.

«Nos encantaría que esto llegase a escuelas y a colegios, que trasciendese un poco más», concluye Matas. «Es una cuestión de justicia histórica».