Rosa Montero

Portada de "El peligro de estar cuerda" (cedida por Seix Barral) y la escritora Rosa Montero. EFE/ J.J.Guillen

«El peligro de estar cuerda», una obra de Rosa Montero sobre la «creación y la locura»

Pilar Martín | Madrid - 15 abril, 2022

La escritora madrileña Rosa Montero presenta una obra sobre «la creación y la locura». En «El peligro de estar cuerda», el que siente como el libro de su vida, reflexiona sobre el sentido de la vida y la aceptación de la «oscuridad de la muerte».

Este libro (Seix Barral), considerado una «autopsia invertida de la realidad», nació del costroso ejercicio de «cerrar los ojos y bailar». Montero llenó más de cuatro cuadernos de notas y setenta cartulinas de temas que, posteriormente, tuvo que ordenar, según ha dicho durante la presentación de este trabajo sincero y certero.

Así mismo, ha destacado que en este «pececito de cardumen» deja claro que «no hay nadie que sea normal, y que lo normal es ser raro».

Sobre el contenido que compone estas páginas, ha explicado que se enfrenta a dos tabúes: las enfermedades mentales vinculadas con la creatividad y el suicidio. «Es una reivindicación de la diferencia de cada cual y del intento de encontrar en esa diferencia la realidad de la vida».

La capacidad de salvar de la creatividad

Por eso ha afirmado que tiene la «sensación» de que es el libro de su vida, ya que en él da respuesta a dos cuestiones que la han «torturado y encandilado»: por qué tiene esa «cabeza paralela» en la que siempre supo que había algo que «no funcionaba bien», y de dónde sale esa «cabeza chisporroteando de imaginación».

Pero en «El peligro de estar cuerda», dominado por un tono alegre, Rosa Montero se ha aliado con otros «raros» como ella (Emily Dickinson, Sylvia Plath, Virginia Woolf o Janet Frame), así como de la opinión de expertos en psicología, para entender por qué piensan, por qué sufren y por qué crea ese 15% de la población mundial que tiene, como ella, «esa cabeza que no ha terminado de madurar y está llena de fantasía».

Eso sí, a través de esta galería de creadores que han sufrido por su creatividad, más que «entenderlos para explicarlos» lo que ha hecho Montero ha sido «vivirse dentro de ellos», vivir «dentro de ese lugar especifico del mundo».

«Es una celebración de la creatividad y de cómo ésta nos salva. Es belleza, es búsqueda de la luz en las tinieblas, nos salva a todos, el libro es una reivindicación de la capacidad para salvarnos que tiene la creatividad», ha matizado.

Por eso, para ella las dos verdades que subyacen de estas páginas son que «todos somos iguales y todos somos diferentes».

Canto a la «belleza de la vida»

Asimismo, la autora de otras obras como «La buena suerte» o «Los tiempos del odio» ha expresado que esta obra llega en un «momento esperanzador» en el que «se está hablando más de la salud mental« de una forma «más natural».

«Estamos atravesando una frontera sin retorno y de liberación importantísima, el tema de la salud mental siempre ha sido un tema mío, he luchado durante 40 años por intentar normalizar la salud mental, pero ahora estamos pudiendo hacerlo colectivamente no solo en España, sino en el mundo. Porque lo que llamamos locura en realidad es una soledad atronadora, y si no has estado ahí no lo sabes», ha matizado.

Y es que, para Montero, el enfermo mental vive «como si llegara un gigante y te sacara de la especie humana».

«Si a esa soledad bestial -ha agregado- en vez del ostracismo mental con el que se ha castigado a los enfermos mentales, la unes a la gente y la traes al discurso, posibilitas un vida ágil. Lo que llamamos locura es una ruptura de la narración común».

Así que este canto a la «belleza de la vida» será una obra con la que, según ha puntualizado, se va a «sentir identificada mucha gente».

«La mayoría de los lectores apasionados necesitamos leer porque tenemos una fisura, la realidad no nos acaba de convencer. La vida es luz y alegría y vitalidad, y lo siento», ha concluido una Rosa Montero repleta de luz.