Silvia Plath relato

Foto de Sylvia Plath. Cedida por Literatura Random House.

Más luz sobre Sylvia Plath, un nuevo relato y reediciones

Carmen Sigüenza - 28 octubre, 2019

La publicación de un cuento inédito, «Mary Ventura y el noveno reino», la recuperación de su única e icónica novela, «La campana de cristal«, con prólogo de Aixa de la Cruz, y una antología seleccionada por Luna Miguel, ponen a Silvia Plath en el centro del otoño editorial.

Se arroja así más luz sobre una mujer que es toda una leyenda de la literatura del siglo XX, y la primera en obtener el premio Pulitzer a título póstumo.

Silvia Plath se cuestionó el papel social de la mujer

Una poeta, con una vida compleja y frágil, una mujer que fue niña precoz, y que pocos días antes de quitarse la vida escribió versos como este: «Fluye por las volutas de su toga, sus pies/descalzos parecen decir: hasta aquí hemos llegado, se acabó…». Después, y cumplidos los 30 años, decidió meter la cabeza en el horno de gas.

Fue una mañana de un 11 de febrero de 1963 cuando esta escritora, que tenía dos pequeños, de tres  años y un año, hijos de su matrimonio con otro gran escritor, Ted Hughes, quien la abandonó meses atrás, decidió dar por terminada su vida dejando una vasta obra.

Una poesía trascendente y simbólica que ha hecho que, a pesar de su corta edad, esta escritora nacida en Boston, Massachusetts (EE.UU.), el 27 de octubre de 1932, sea considerada una de las poetas más importantes del siglo XX. Se cuestionó el papel social de la mujer, y su obra también sirve para analizar las dificultades que tenía la mujer para acceder al mundo de la creación por tener que cuidar también de la casa y la familia.

Plath, poeta confesional, fue hija literaria de Virginia Woolf y Emily Dickinson, a quienes la poeta consideraba «sus madres literarias», según reconoce Ted Hughes en la edición que hizo de la poesía completa de Plath para Faber & Faber.

Se publica «La campana de cristal»

Ahora, Literatura Random House publica estos tres títulos de la poeta norteamericana.

Más de cincuenta años después se publica «La campana de cristal», con una nueva traducción de Eugenia Vázquez Nacarino. Una novela que comienza así: «Fue un verano raro, tórrido, el verano en que electrocutaron a los Rosenberg, y yo no sabía qué había ido a hacer a Nueva York. Soy estúpida con esto de las ejecuciones. La idea de que te puedan electrocutar me asquea, y en los periódicos no se leía otra cosa: los titulares desencajados me acechaban desde todas las esquinas por la calle y en todas las bocas del metro hediondas, con un tufo rancio a cacahuetes. No tenía nada que ver conmigo, pero no me quitaba de la cabeza qué sentiría, cuando te queman viva por dentro…». Así habla la protagonista, Esther, alter ego de Silvia Plah, como dice Aixa de la Cruz en el prólogo.

«La campana de cristal» narra la historia de una chica que tiene todo lo que una joven puede desear en el Nueva York de los años cincuenta: una carrera prometedora, un pretendiente que estudia medicina y toda una vida por delante. Esther Greenwood ha ganado una beca para trabajar en una revista de moda en la gran ciudad y siente que por fin podrá realizar su sueño de ser escritora. Pero entre cócteles, noches de fiesta y pilas de manuscritos descubre una sociedad que repudia las aspiraciones de las mujeres y su vida comienza a desmoronarse.

«‘La campana de cristal’ nos interpela de tú a tú, sin mediaciones»

Una novela que «viaja al presente como una corriente eléctrica y nos interpela de tú a tú, sin mediaciones», dice Aixa de la Cruz de este libro, que se ha convertido en un clásico del feminismo.

Silvia Plath relato

Portada del libro «La campana de cristal» reeditado por Literatura Random House. Foto: Cedida por la editorial.

«Mary Ventura y el noveno reino» se suma a su mundo creativo

Esta recuperación de Plath incluye su relato inédito «Mary Ventura y el noveno reino», un misterioso relato, ilustrado por Mónica Bonet, con epílogo de Mariana Enriquez, que la autora escribió cuando tenía veinte años.

«Labios del color de la sangre, el sol tornándose rojizo en el ocaso gris, cuervos que salen desbandados ante unas ruedas de tren que traquetean ‘culpa, culpa, culpa’: la extrañeza inunda el vagón que lleva a Mary Ventura hacia el noveno reino. ‘Pero ¿qué es el noveno reino?’, le pregunta a una mujer de ojos azules y piel arrugada. Es el reino de la negación, de la voluntad congelada -responde-. No hay retorno posible», escribe Plath en este relato que se suma a su rico mundo creativo.

Finalmente, Luna Miguel ha elaborado una selección con sus poemas, en su mayoría autobiográficos, y con los que esta poeta buscaba brújula ante su angustia vital. «Pero  preferiría ser horizontal. Yo/no soy un árbol enraizado en la tierra,/absorbiendo minerales y amor materno/para rebotar esplendoroso cada mes de marzo…» escribe Plath en el poema «Soy vertical».