Imágenes de las protagonistas ingenieras de la exposición, cedidas por el Ateneo de Madrid a través de Mujeres Ingeniosas.

El Ateneo se llena de «Mujeres ingeniosas»

Natalia Ibáñez Guinea | Madrid - 18 diciembre, 2020

El Ateneo de Madrid se llena de ‘Mujeres Ingeniosas’ para homenajear su labor en el mundo de la ciencia. Desde el 18 de diciembre hasta el 10 de enero de 2021, la Sala de Exposiciones Prado 19 se convierte en el hogar de las más grandes inventoras, tecnólogas o ingenieras en la exposición «Mujeres Ingeniosas: La ingeniería en femenino».

La muestra pretende desmontar los estereotipos de género marcados desde la niñez, informar acerca de la diversidad de salidas profesionales de las ingenierías y visibilizar el trabajo de mujeres científicas a lo largo de la historia.

Dirigida a niñas y adolescentes, la exhibición consta de quince paneles informativos, uno por cada rama de la ingeniería, donde poder conocer a las diferentes pioneras. Estos a su vez van acompañados de expositores que encapsulan sus hallazgos y dos tótem con curiosidades.

Merecedoras del Nobel aunque no siempre galardonadas

«El hecho de que no existan mujeres en los libros de textos o en los premios, con lo cual no se hable de ellas en televisión, puede hacer pensar a las jóvenes que eso no sea una opción para ellas«, cuenta a Efe la comisaria de la exposición, Gloria Patricia Rodríguez Donoso, que incide en la importancia de contar con referentes femeninos en la ciencia.

La además catedrática en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de la Universidad de Castilla-La Mancha subraya que han escogido «mujeres que deberían haber ganado el premio Nobel y no lo han tenido», además de «representantes de las distintas áreas de la ingeniería o tecnología que pudieran llamar la atención».

Fotografía de la muestra «Mujeres ingeniosas. La ingeniería en femenino». Imagen cedida por su comisaria, Gloria Patricia Rodríguez Donoso.

Pioneras en ciencia que abrieron camino

La exposición reúne a cuarenta científicas y tecnólogas que, a pesar de su infrarrepresentación, demuestran que la ingeniería nunca ha sido solo para hombres.

Ada Lovelace, condesa, escritora e informática, se adelantó a su tiempo en el mundo de la computación. De madre matemática (Anne Isabella Noel Byron) y de padre poeta (Lord Byron), contribuyó en la creación del primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina. Esta pionera en programación es una de las científicas a las que homenajea la exhibición.

Otra de estas ‘Mujeres Ingeniosas’ es Hedy Lamarr. Además de inspirar el rostro de Blancanieves de Disney y ser una estrella de Hollywood, ha dejado claro que no es solo ‘una cara bonita’. Patentó e inventó un sistema que permitía las comunicaciones inalámbricas de larga distancia. Hoy, a este “Espectro ensanchado por salto de frecuencia”, le debemos la tecnología WiFi, Bluetooth, GPS y la de los smartphones.

La exhibición tampoco se olvida de otras grandes pioneras históricas en femenino como Stephanie Kwolek, inventora del kevlar, una fibra más resistente que el acero, o Emily Warren, la primera ingeniera jefa a pie de obra del mismísimo puente de Brooklyn.

Ingenieras españolas a la vanguardia

«Mujeres Ingeniosas: La ingeniería en femenino» reconoce igualmente la labor de numerosas científicas marca España.

La ingeniera industrial Elena García Armada cuenta con su propio panel en la exhibición. En este, se cuenta cómo tras conocer a una niña tetrapléjica, empezó a desarrollar exoesqueletos biónicos para infantes. Además, dirige un grupo de investigación en el Centro de Automática y Robótica del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

El trabajo de la ingeniera aerospacial María de Soria-Santacruz también queda recogido. La exposición aborda su trayectoria en la NASA y, más concretamente, en la misión Psyche’, que da nombre a un asteroide entre Marte y Júpiter.

Emprendedoras como la ingeniera industrial Ascensión Cruchaga o la informática Alicia Asín tampoco podían faltar. Al igual que las llamadas ‘pioneras de Almadén’, Julia Dorado, Rafaela Dorado y Esperanza Galván, las primeras ingenieras técnicas de Minas de España.

Aulas vacías y falta de reconocimiento

Desde Mujeres Ingeniosas, se denuncia que las matriculadas en carreras de Ingeniería en España solo representan el 26 %. Sin embargo, Rodríguez Donoso afirma que «las que llegan a ocupar cargos de poder son muchas menos».

«Estamos viviendo en un mundo tecnológico y si las mujeres no están en las aulas universitarias tampoco van a estar después en esos grupos que tomen las decisiones en desarrollo tecnológico», advierte la investigadora.

Para poner de manifiesto el machismo en el mundo de la ciencia, nombra a Margarita Salas. «Se merecía perfectamente el Premio Princesa de Asturias. La única razón que uno podría encontrar a que no se lo dieran es por ser mujer», reclama.

“Mujeres ingeniosas. La ingeniería en femenino” ha sido organizada por la Universidad de Castilla-La Mancha con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología del Ministerio (FECYT).