muñecas negras nueva york

Fotografía cedida por la Sociedad Histórica de Nueva York donde se aprecia una instantánea del fotógrafo negro J.C. Patton. EFE/J.C. Patton/New York Historical Society /SOLO USO EDITORIAL /NO VENTAS /SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA /CRÉDITO OBLIGATORIO

La exposición Muñecas negras en Nueva York analiza la creación de estereotipos raciales

EFE | Nueva York - 28 febrero, 2022

La Sociedad Histórica de Nueva York abrió este viernes al público una exposición que explora las muñecas negras hechas a mano a través de la óptica de la raza, el género y la historia. La muestra, que estará hasta el 5 de junio, se llama Black Dolls (Muñecas negras) y llevará al visitante al mundo de las muñecas, los juegos y su creación mientras examina la formación de estereotipos raciales y confronta la persistencia del racismo en la historia de Estados Unidos, señala un comunicado  del museo.

El comunicado indica además que la exposición, en momentos en que se celebra el Mes de la Historia Negra en el país, brinda una visión única de la historia de la raza, «revelando verdades difíciles e invitando a los visitantes a participar en la conversación nacional urgente sobre el legado de la esclavitud y el racismo«.

«Aunque los nombres de las mujeres que crearon estas muñecas son en gran parte desconocidos, cada puntada que cosieron es una evidencia incalculable de su experiencia vivida, así como un reflejo de las fuerzas históricas más grandes de la esclavitud y su legado«, afirmó Louise Mirrer, presidenta y directora ejecutiva del museo..

La historia de las muñecas negras

Las muñecas negras se produjeron en masa en el siglo XX, cuando los fabricantes estadounidenses comenzaron a crear las primeras muñecas comerciales de trapo, peluche y plástico negro.

Pero, la primera muñeca negra conocida fabricada en el país fue a finales de los 1800 por Leo Moss, un residente de Georgia, que creó muñecas negras para niñas negras usando su imaginación, con la ayuda de su esposa que era modista.

«Black Dolls» presenta más de 200 objetos, que incluye 110 muñecas hechas a mano de colección privada, así como muñecas del siglo XX producidas comercialmente, textiles, libros, juegos, herramientas de costura, entre otros objetos.

Las fotos de época, de la colección privada, proporcionan un contexto importante, de acuerdo con el museo, que comienza con muñecos que reflejan «los horrores de la esclavitud«, pasando por la época llamada Reconstrucción (1865-1877), las leyes Jim Crow de segregación racial en instalaciones públicas y los comienzos del movimiento de derechos civiles de la década de 1960.

La exhibición muestra tres muñecas hechas por Harriet Jacobs, quien escapó de la esclavitud y la violencia física. Jacobs fabricó las muñecas entre 1850 y 1860 para los niños blancos de la familia Willis de Nueva York, donde trabajó tras su fuga, así como otras tres por Leo Moss.

También se exhibe a Addy Walker, el primer personaje negro que la línea de muñecas American Girl agregó a su colección en 1993 para educar a los niños pequeños sobre la esclavitud y la emancipación estadounidenses.