Biles Rapinoe derechos sociales

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden (atrás), otorga la Medalla Presidencial de la Libertad a la gimnasta estadounidense Simone Biles, durante una ceremonia en el Salón Este de la Casa Blanca en Washington (EE.UU.). EFE/EPA/Michael Reynolds

Biles y Rapinoe son distinguidas por su lucha por los derechos sociales

EFE | Washington - 8 julio, 2022

La gimnasta Simone Biles y la futbolista Megan Rapinoe han recibido la Medalla Presidencial de la Libertad, la máxima distinción civil de Estados Unidos, por su lucha por los derechos sociales.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, ha otorgado este reconocimiento a 17 iconos entre los que, además de Biles y Rapinoe, se encontraban el actor Denzel Washington o el cofundador de Apple Steve Jobs, que fue distinguido de forma póstuma.

«Vemos aquí a un grupo extraordinario de estadounidenses», ha señalado Biden, según el cual esta semana en la que el 4 de julio se celebró el Día de la Independencia sirvió de recuerdo sobre el ideal del país y lo que los une a todos como nación: la defensa de una «libertad que brilla como el sol para iluminar el futuro del mundo».

La lucha por los derechos sociales

Biles, de 25 años, no necesitó mucha presentación: es la gimnasta más condecorada de la historia estadounidense, con 32 medallas olímpicas y mundiales, y suma a sus logros deportivos su activismo en favor de la salud mental y la seguridad de los atletas, los niños en sistemas de acogida y las víctimas de abusos sexuales.

La joven fue una de las cientos de deportistas que acusó al doctor del equipo olímpico Larry Nassar de abusos sexuales y que puso en el punto de mira un sistema que permitió que el técnico usara su cargo para aprovecharse de ellas. «Habla por quienes no pueden hacerlo», dijo de ella Biden.

De otra de las condecoradas este jueves, Megan Rapinoe, capitana del equipo estadounidense de fútbol OL Reign, campeona con su selección del Mundial de 2019 y activista por los derechos del colectivo LGTB, se celebró su esfuerzo dentro y fuera del campo y su lucha también en favor de la equidad salarial.

La Medalla Presidencial de la Libertad ensalza a personas que han contribuido de forma ejemplar a la prosperidad, los valores o la seguridad de Estados Unidos.