Anna N. Schlegel

Anna N. Schlegel, vicepresidenta de NetApp y una de las mujeres más influyentes del mundo en el ámbito de la tecnología, según la revista 'Analytics Insight'. Foto: NetApp

Anna N. Schlegel advierte de que «cada vez hay menos mujeres en ingeniería»

EFE | Barcelona - 14 enero, 2021

«Cada vez hay menos mujeres en el campo de la ingeniería», alerta la vicepresidenta de NetApp, Anna N. Schlegel, reconocida recientemente como una de las mujeres más influyentes del mundo en el ámbito de la tecnología por la revista ‘Analytics Insight’, y que critica la barrera que tienen niñas y mujeres para acceder a las empresas de ingeniería.

Anna Navarro, conocida profesionalmente como Anna N. Schlegel, nació en Olot (Girona) hace 52 años y actualmente es vicepresidenta de NetApp, una de las compañías más importantes del mundo en la gestión de datos, ubicada en Silicon Valley (Estados Unidos), donde lidera un equipo de 200 personas.

En diciembre de 2020 la revista tecnológica estadounidense ‘Analytics Insight’ le dedicaba su portada y una entrevista y la definía como una de las mujeres más influyentes en el ámbito de la tecnología, la primera en una clasificación formada por una decena de profesionales de todo el mundo.

Con esta distinción, la revista especializada ha querido premiar su exitosa trayectoria profesional -antes de fichar por NetApp trabajó en multinacionales como Cisco, Xerox o VeriSign- y subrayar la importancia de las mujeres que ocupan posiciones importantes en el sector tecnológico, liderado principalmente por hombres.

Anna N. Schlegel asegura que su camino hasta llegar a ser vicepresidenta de NetApp no ha sido fácil y recuerda que muchas veces ha sido «la única mujer de la reunión» y ha tenido que «aguantar muchas cosas».

Las mujeres en ingeniería «cada vez son menos»

«Trabajamos para que haya más mujeres en el mundo de la ingeniería, pero cada vez son menos», sostiene, y pone de ejemplo el estudio que han elaborado The Century Foundation y el Center for American Progress, que aseguran que, con la covid-19, se ha multiplicado por cuatro el número de mujeres que han dejado el trabajo.

Unas cifras que le dan «mucho miedo», ya que la inclusión de las mujeres en el mundo laboral es uno de los ámbitos en los que lleva «más de 30 años trabajando». Afirma, en este sentido, que en todas las empresas donde ha trabajado «siempre» ha llevado a mujeres.

Según Anna N. Schlegel, «muchas niñas estudian matemáticas y ciencias, pero entrar en ingeniería cuesta mucho«, ya que «en estas empresas hay una presión muy fuerte que debes saber aguantar muy bien».

Por este motivo creó, junto a dos de sus empleadas, su primera ONG ‘Women in localization’: «No veíamos mujeres en las empresas y queríamos conocer otras mujeres que trabajaran en el mundo de la globalización», explica.

Ahora son un equipo de 6.000 mujeres en 30 países que se juntan para innovar en su sector: «Cada vez que abrimos un país formamos un equipo, cada equipo tiene que hacer cuatro búsquedas al año, y como estamos en muchos países somos un gran motor de innovación en el mundo de la globalización».

Dirige un equipo paritario y diverso

Anna N. Schlegel combina sus funciones en la ONG con su trabajo, en el que encabeza un equipo de 200 personas, y remarca que el éxito de ser un buen líder en un sector «donde hay tanta presión» es «poner siempre a la gente primero».

Da mucha importancia a su equipo, totalmente paritario, aunque asegura que en Estados Unidos no se trata tanto de centrarse en hombres y mujeres en los equipos, sino de diversidad cultural, para representar la sociedad de allí.

La ejecutiva catalana también escribe, y hace tres años publicó el libro «Truly Global. The Theory and Practice of Bringing Your Company to International Markets», que trata sobre cómo conseguir llevar una empresa a los mercados internacionales, y que BookAuthority premió como el ‘Mejor libro de mercados globales’.

Ahora, Anna N. Schlegel está actualizando este volumen. Este es uno de los objetivos que quiere conseguir en los próximos años, a los que se suma entrar en más juntas directivas, escribir una novela y ver cómo sus hijos terminan la universidad.