Ana Carrasco NFT

La piloto de Moto3 Ana Carrasco. EFE/Víctor Casado.

Ana Carrasco, NFTs para «llevar el deporte femenino a un nivel superior»

Óscar Maya Belchí | Madrid - 21 abril, 2022

Cuatro años después de convertirse en la primera mujer en ganar un Mundial de motociclismo, Ana Carrasco vuelve a la Moto3 y se reinventa fuera de pista. Los retos de la piloto murciana al bajarse de la moto se centran en el mundo digital, donde lidera el proyecto de tokens no fungibles (NFT) y rentabiliza sus 402.000 seguidores en redes sociales para aumentar sus ingresos.

Carrasco estrenó en marzo su colección de NFTs, con la que sus seguidores pueden guardar de manera digital un recuerdo de la piloto, así como optar a beneficios exclusivos. La oferta está formada por una carta coleccionable con una foto histórica de Ana y otra con la representación de su casco. Entre otras ventajas, también ofrece la posibilidad acceder a un encuentro con ella o pases para vivir sus carreras desde el box.

Más de la mitad de los 50 disponibles se vendieron en la primera semana, según ha asegurado su entorno a EFE. Esta acción estrena una nueva sección de la empresa ‘Dorsal 11’ y con ella espera ayudar en marketing y comunicación a deportistas como ella.

Acercar el deporte femenino

Su objetivo a corto plazo, con la marca ‘Dorsal 11 Fanatics’ es establecer un mercado de NFTs de deporte femenino para liderar el crecimiento de este sector entre sus compañeras de cualquier disciplina. “El objetivo es que sean fáciles de crear, en 3 clics, y acercar esta tecnología a nuestros seguidores para facilitar la interacción con ellos”, ha asegurado Carrasco.

“Estoy segura de que esta iniciativa nos ayudará a llevar el deporte femenino a un nivel superior, pudiendo llegar a audiencias más endémicas. No solo de las categorías femeninas, del deporte en general”, ha completado.

Una mercadotecnia del siglo XXI para seguir creciendo en un mundo digital en el que la piloto siempre ha confiado. Es más, a largo plazo mira al metaverso.

“No queremos que se quede en una simple foto o cromo. Queremos fusionar el mundo real con el digital. Que en un futuro gracias a estos NFTs quien los compre pueda llevar el casco de Ana en el metaverso, por ejemplo”, ha asegurado a EFE Eliseo Escámez, cofundador y CEO de ‘Dorsal 11’.

Romper barreras en los ‘eSports’

La vuelta de la piloto murciana le ha hecho readaptarse a otra moto y a otra línea de negocio. En este aspecto digital, fue la primera deportista española en unirse a la empresa Horizm, herramienta que valora su patrimonio digital; hace recuento de seguidores, activos, y le ayuda a monetizarlos.

Cada publicación que hace Ana Carrasco en cualquiera de sus redes sociales, en las que suma 402.000 seguidores, comentario e interacción está medida para establecer el valor de la marca de la piloto. Lo que vale deportivamente lo decreta el cronómetro en pista, digitalmente lo mide Horizm, que cuenta con sus clientes, entre otros, con Real Madrid y Chelsea, rivales en cuartos de final de la Liga de Campeones. En España, Real Sociedad y Ponferradina también cuentan con sus servicios.

Una Ana Carrasco que a finales de 2020 se propuso romper barreras en otro sector. El de los deportes electrónicos. Desde octubre de aquel año es asesora estratégica del equipo de ‘eSports’ de la UCAM.

«Los ‘eSports’ tienen muchas similitudes con el motociclismo, como depender del patrocinio y que se compite a través de máquinas. Es un deporte que está sobre todo con deportistas masculinos, y ahí Ana tiene una gran experiencia en romper barreras», ha asegurado Pablo Rosique, director de deportes de la universidad.

Varios frentes y todos en el mundo digital para ampliar su línea de negocio y hacer de su vuelta al campeonato del mundo de motociclismo una aventura exitosa sobre la moto y fuera de ella.