Un grupo de jugadoras luchan contra la desigualdad en los videojuegos

Laura de Grado | Madrid - 25 septiembre, 2019

Un equipo de mujeres con el objetivo de «normalizar» su presencia en los videojuegos y crear «referentes» para las niñas, así es Movistar Riders Blue, el nuevo equipo del videojuego «League of Legends» que apuesta por la igualdad en los deportes electrónicos.

Cinco jugadoras que llegan para reivindicar su espacio en un mundo en el que,  según explican ellas mismas en una entrevista a Efeminista,  las insultan «simplemente por tener un nombre de chica».

«Tienes más visitas porque eres una mujer y porque tienes tetas» o «vete a fregar»

Cuando participan en partidas de videojuegos las jugadoras reciben insultos como «has llegado aquí porque eres una mujer», «tienes más visitas porque eres una mujer y porque tienes tetas» o «vete a fregar», explica una de las integrantes del equipo Judith Sánchez, conocida como  «Irina», quien confiesa que alguna vez ha cambiado su nombre a uno más neutral, para evitar ese acoso.

Por este motivo reivindican la importancia de incluir a las chicas en los equipos y así acabar con los estereotipos de la industria. «Cuanto más normal sea tener chicas en los equipos, como equipos mixtos, mejor será la escena para las chicas», defiende Linn Liljander,  conocida como «Lynx» en el mundo del videojuego.

mujeres videojuegos

Primer equipo solo de mujeres de deportes electrónicos de Movistar. Sala de entrenamiento. EFE/Diego Pérez Cabeza

Rechazan coger chicas como jugadoras

Actualmente la industria de los videojuegos es la primera opción de ocio en España y las mujeres representan el 41 % de las personas que juegan según los datos del Anuario 2018 de la Asociación Española de Videojuegos, sin embargo, muchos equipos todavía «rechazan coger a una chica como jugadora por el hecho de ser chica», ha criticado Irina.

«Yo, por ser chica, no podía entrar en el equipo»

Un obstáculo al que Irina  tuvo que enfrentarse: «Me he encontrado con un caso propio en el que yo, por ser chica, no podía entrar en el equipo«, relata. Por eso para evitar este acoso muchas prefieren no exponerse: «Hay comentarios horribles cuando una chica sale en pantalla, muy bajeros y muy denigrantes para la mujer», asegura.

Sin equipos mixtos

Además, las jugadoras coinciden en que los equipos mixtos no están normalizados y todavía llama la atención ver a una chica en un equipo con chicos. «Cuando estás en un equipo mixto la atención puede ir solo a ti. Y no queremos eso, solo queremos estar en el equipo. Queremos ser una unidad», explican.

Por todo ello y aunque en un futuro aspiran a jugar en equipos mixtos, por el momento se sienten más cómodas jugando con chicas. Y es que, «los torneos de mujeres entraron en escena para intentar crear un ambiente seguro«.

mujeres videojuegos

Primer equipo solo de mujeres de deportes electrónicos de Movistar. Sala de entrenamiento. EFE/Diego Pérez Cabeza

Referentes para las jóvenes

Las jugadoras, que debutarán el 28 y 29 de septiembre  en el «Girl Gamer Esports Festival», una competición de deportes electrónicos solo para mujeres, se sienten con la responsabilidad de dar lo mejor de sí mismas para inspirar a las chicas jóvenes. «Han confiado en nosotras, en un equipo femenino para dar un poco de referente y para que demos ejemplo a las chicas jóvenes, que si quieren, pueden conseguir vivir de ello, trabajar de sus sueños», coinciden las jugadoras. 

Educar en igualdad desde el colegio

Crear referentes es algo que estas jugadoras ven necesario, ya que desde la infancia ellas son excluidas de los videojuegos, mientras «ellos crecen» en este mundo, «para las niñas es más complicado entrar». Para el entrenador del equipo, Rafael Asier Gómez, la falta de mujeres en los videojuegos es un tema de «educación» que hay que cambiar desde el colegio.

Aun así reconoce el papel de los clubes para garantizar que los equipos de deportes electrónicos sean igualitarios,  «los clubes están en una posición en la que pueden hacerlo y bien, y me alegro por ello», aclara. 

El CEO y fundador de Movistar Riders, Fernando Piquer, es consciente de la responsabilidad que tiene el club con la igualdad y coincide en que «generar referentes» es la mejor herramienta para conseguirlo. «Si apoyas entornos que generan referencias, al final ayudas mucho a que cambie la situación»,  defiende.