Unión Actores

Fotografía de familia de los galardonados en la trigésima edición de los Premios de la Unión de Actores y Actrices. EFE/JUANJO MARTÍN

Las actrices piden más visibilidad para las mayores de 50, en la gala de Unión de Actores

Efeminista-EFE | Madrid - 15 marzo, 2022

Más papeles y visibilidad para las mujeres mayores de 50 años. Esa ha sido la reivindicación de Ana Labordeta, secundada por otras actrices como Arantxa Aranguren o Petra Martínez, en la 30 edición de los premios anuales de interpretación que concede la Unión de Actores y que se han entregado la noche del 14 de marzo en una ceremonia en el Teatro Circo Price.

La gala, dirigida por Yolanda García Serrano y presentada por Gloria Albalete, estuvo marcada por los llamamientos a favor de la igualdad, la petición, por parte de los galardonados, de papeles para las actrices de más de 50 años, el recuerdo de Pilar Bardem y el rechazo a la guerra en Ucrania y a todas las guerras.

«No somos invisibles»

Labordeta, mejor actriz secundaria de TV por «Madres. Amor y vida» agradeció a Alea Media y a Aitor Gabilondo, productora y director de la serie, respectivamente, la confianza depositada en ella para hacer el papel de Vicky y el protagonismo otorgado a las mujeres mayores de 40 años. «No somos invisibles, no nos tengáis miedo», dijo.

«Las tres primeras temporadas está protagonizada por mujeres, pero no es eso lo más importante. Lo más importante es que el 80 % de esos personajes femeninos son mujeres de más de 40, 50 años y 60 años«, añadió.

Una petición a la que se unieron otras actrices, como Arantxa Aranguren, mejor actriz de reparto por «Maixabel», o Petra Martínez, mejor actriz protagonista de cine por «La vida era eso».

La actriz aragonesa también quiso aprovechar,  ya que su personaje en la serie «Madres» es el de una enfermera, para dedicar el premio a todas las enfermeras de la sanidad pública porque «no solo acompañan al enfermo», sino que «acompañan a los cuidadores» y confesó quedarse «sin palabras» ante la labor que estas mujeres hacen.

Unión Actores

La actriz Ana Labordeta tras recibir el premio «Mejor actriz secundaria de TV». EFE / Juanjo Martín.

Premio Mujeres en Unión Pilar Bardem

El premio Mujeres en Unión, dedicado a labores de promoción de la igualdad, recayó este año en la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp). Un galardón que, según anunció la secretaria de Igualdad del sindicato, Berta Ojea, acompañada de Mónica Bardem, pasará a llamarse Mujeres en Unión Pilar Bardem, en honor a la actriz española fallecida el verano pasado.

Mónica Bardem recordó que su madre rezaba a menudo y que tenía un altar en el que estaba la pancarta del «No a la Guerra», el grito que la cultura española lanzó con motivo de la invasión de Irak en 2003. «Tenemos que desempolvar la pancarta y el grito y volver a decir ‘No a la guerra, a ninguna guerra'», señaló.

«Más trabajo y menos premios»

Petra Martínez, «orgullosa» por haber ganado a Blanca Portillo y a Penélope Cruz como mejor actriz protagonista de cine por «La vida era eso«, dio un rapapolvo a los políticos. «No entiendo porqué nos llevan por un camino tan difícil y que después de salir de Afganistán estemos aquí», dijo antes de gritar en alusión a un guiño de su «juventud hippie»: «haz el amor y no la guerra».

En televisión, el premio al mejor actor protagonista fue para Javier Cámara por «Venga Juan» y el de mejor actriz protagonista para Candela Peña por «Hierro».

Cámara reconoció que la guerra le da miedo y expresó su agradecimiento a toda la gente «que fleta autobuses, que recoge gente en esta y en todas las guerras, porque la de Ucrania no es la única que hay». Mientras, Peña pidió «más trabajo y menos premios» y reivindicó el trabajo que hacen los actores por los proyectos.

Ángela Molina, reconocimiento a Toda Una Vida

Los premios de mejor actor secundario de televisión fueron para Fernando Cayo por «La casa de papel» y a la citada Ana Labordeta por «Madres, amor y vida». Patrick Criado ganó como mejor actor de reparto por «Antidisturbios» y Roser Pujol, actriz de reparto por «La cocinera de Castamar».

En teatro, Silvia de Pé, mejor actriz protagonista por «El caballero incierto», sorprendió a todos con una petición de matrimonio en directo desde el escenario a su pareja y Juan Diego Botto, mejor actor protagonista por «Una noche sin luna», se lo dedicó a la memoria de Lorca «y los que como él acabaron en una cuneta».

Como actores secundarios los premiados fueron Jesús Noguero, por «El bar que se tragó a todos los españoles» y Alba Flores por «Shock 2: la tormenta y la guerra», que se lo dedicó a las personas que han pasado por una guerra y apeló a la responsabilidad de su generación: «no vale con poner un tuit», dijo.

Alba Enríquez recibió el premio a mejor actriz de reparto por «Troyanas» y Guillermo Toledo, mejor actor de reparto por «Shock 1: el cóndor y el puma», pidió no olvidar la tragedia de los inmigrantes que siguen muriendo en pateras en el mar.

El reconocimiento a Toda Una Vida lo recibió la actriz Ángela Molina, quien dijo sentir la necesidad de expresar, «llena de humildad, que acabe la guerra, todas las guerras, cualquier guerra, que no permitamos que surja otra».

Unión Actores

La actriz Ángela Molina tras recibir el premio «Toda una vida». EFE / Juanjo Martín.

«El buen patrón», el más galardonado

«El buen patrón», con Javier Bardem como gran embajador, fue el título más reconocido, con un total de seis galardones, entre ellos Óscar de la Fuente y Sonia Almarcha como mejor actor y actriz secundarios, Fernando Albizu como mejor actor de reparto y Tarik Rmili y Almudena Amor como actor y actriz revelación.

Javier Bardem, que este año compite por el Oscar por «Ser los Ricardo«, dedicó su premio a los actores que están empezando a quienes recordó que «los accidentes ocurren y hay que estar preparado».

Él mismo se consideró fruto de varios accidentes desde que fue por primera vez a un casting de «Las edades de Lulú» para acompañar a su hermana y le dieron a él un papel. «Eso me llevó a ‘Jamón, jamón’, a ‘Huevos de oro’, a una mujer y dos hijos», recordó.

También confesó sentirse incómodo con el premio de un gremio en el que hay tanto paro. «Soy uno de los actores más afortunados del mundo, llevo trabajando desde los 18 años con algunos de los mejores directores de España y del mundo (…), no sé como devolveros el cariño y el apoyo que me habéis dado durante tantos años».