unesco Saniye mujeres

Saniye Gülser Corat, directora de Igualdad de Género en la UNESCO. EFE/Juan Carlos Hidalgo

¿Por qué está en guerra la Unesco contra Siri, Alexa y Cortana?

Laura de Grado | Madrid - 2 julio, 2019

«¿Eres una puta? Me sonrojaría si pudiera». La respuesta de Siri da nombre a un estudio de la Unesco en el que este organismo de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura denuncia los prejuicios de género en el entorno digital.

Siri no es el único asistente que perpetúa estos prejuicios, Alexa, Cortana y el asistente de Google también lo hacen, según concluye el informe de la Unesco, presentado el pasado mes de mayo. En la actualidad si se hace a Siri la misma pregunta que abre esta noticia la respuesta ya no es la misma: «No sé cómo responder a eso».

En «Me sonrojaría si pudiera» la Unesco pide a empresas y gobiernos que no se utilicen por defecto voces de mujer en los asistentes vocales y que se desarrollen sistemas «que no sean ni masculinos ni femeninos».

A juicio de la Unesco, que la mayoría de los asistentes de voz sean femeninos envía una señal de que la mujer es dócil y servil, disponible con sólo pulsar un botón para responder órdenes o simplemente diciendo ‘oye’ u ‘ok ‘.

El problema es que esto está afectando a la educación de los más pequeños, porque estos asistentes de voz reproducen una imagen de mujeres serviciales y de «segunda clase», advierte la directora de la División para la Igualdad de Género de Unesco, Saniye Gülser Corat. 

«La tecnología podría estar contribuyendo a perpetuar estereotipos de género«, subraya Gülser Corat.

unesco Saniye mujeres

Tabla extraída del Estudio «Me sonrojaría si pudiera» de la Unesco en la que se detallan las respuestas de los principales asistentes de voz a expresiones de acoso sexual.

Esto se debe, según afirma, a la escasa presencia de mujeres en la creación de inteligencia artificial, que hace que los hombres reproduzcan sus prejuicios en los productos que crean. Por ello insiste en la importancia de que las mujeres se involucren en el desarrollo del «nuevo orden» tecnológico.«Está aumentando la brecha de género en el campo de la tecnología, cada vez menos mujeres están en puestos de trabajo de nuevas tecnologías y de inteligencia artificial», recuerda Gülser Corat.

En una entrevista con Efeminista, la responsable de igualdad del organismo internacional subraya que la educación es «el paso clave básico» para terminar con las desigualdades y con los estereotipos, ya que es un «punto de entrada» para otros asuntos. «La igualdad de género requiere una educación inclusiva para todos, para hombres y para mujeres», defiende Gülser Corat.

La Unesco está en el Top Cinco de Agencias de la ONU «en porcentaje de mujeres en puestos de toma de decisiones», según su directora de igualdad, ya que son «más del 51 por ciento de mujeres en puestos de dirección». Algo que han conseguido en apenas quince años.

Siri, Alexa, Cortana y el asistente de voz de Google

«La forma en que estas voces responden a órdenes, a veces maleducadas, es siempre muy complaciente y educada, y puede crear la idea de que las mujeres tienen que ser así, de segunda clase y a su servicio»

P.- ¿Cómo afecta la brecha de género en tecnología a las mujeres? 

R.- Hemos publicado recientemente un informe llamado «Me sonrojaría si pudiera» que analiza la brecha de género en las habilidades digitales. Es muy revelador porque muestra que podemos usar las nuevas tecnologías para impulsar la igualdad, pero también ve cómo la tecnología podría estar contribuyendo a perpetuar estereotipos de género.

La última sección del informe analiza asistentes de voz como Siri, Alexa, Cortana o Google, y nos hemos dado cuenta de que esos asistentes, que tienen voz de mujer y personaje de mujer, crean una imagen que está afectando a los niños. La forma en que estas voces responden a órdenes, a veces maleducadas, es siempre muy complaciente y educada, y puede crear la idea de que las mujeres tienen que ser así, de segunda clase y a su servicio. También averiguamos que cuando haces comentarios sobre relaciones sexuales, responden de manera muy tolerante, lo que incentiva el acoso sexual.

Igualdad de género, «una prioridad global» para la Unesco

P.- ¿Qué está haciendo actualmente la Unesco por la igualdad de género?

R.- Trabajamos en la inclusión de la igualdad de género en las ciencias naturales, también trabajamos en la conexión del cambio climático y la violencia contra la mujer, porque pensamos que con el cambio climático los flujos de desplazados se mezclan con la escasez de recursos y observamos un aumento de la incidencia de la violencia en estas mujeres. Tener la igualdad de género como una prioridad global nos permite conectar diferentes puntos. La Unesco ha adoptado un enfoque holístico integral exhaustivo para promover la igualdad.

En este esfuerzo nos ayuda la existencia del plan para el Desarrollo Sostenible, porque hay un objetivo especifico que es la igualdad de género, pero también especifica que todos los demás objetivos tienen que contribuir a la igualdad de las mujeres.

Las mujeres son más vulnerables a la crisis climática

P.- ¿De qué manera afecta la crisis climática a las mujeres?

R.- No solo en el tema de la violencia, sino que, especialmente, en el sur económico, en los países en vías de desarrollo, las mujeres son más responsables del cuidado de su familia, de buscar agua, de conseguir combustible… Entonces como el cambio climático afecta a las condiciones de vida, afecta más a las mujeres.

Por ejemplo, en el tema del agua, a medida que se vuelve más escasa y el acceso se convierte en un problema, vemos que las mujeres tienen que pasar más tiempo recogiéndola, que es necesaria para sus bebés, para lavarse, para cocinar, etc. Como tienen que pasar más horas y recorrer mayores distancias, afecta a las responsabilidades y a las oportunidades para ir a la escuela, ya que la mayoría de las veces el suministro de agua depende de las jóvenes.

Cada vez menos mujeres trabajando en nuevas tecnologías e inteligencia artificial

«La igualdad de género requiere una educación inclusiva para todos, para hombres y para mujeres»

P.- ¿Qué papel tiene la educación en la igualdad?

R.-  En la Unesco creemos firmemente que la educación es el paso clave básico para hacer a la gente entender sus derechos y deberes. Para cualquier esfuerzo que promueva la igualdad de género, que promueva el empoderamiento económico y el impulso de las mujeres, usamos la educación como punto de entrada. La igualdad de género requiere una educación inclusiva para todos, para hombres y para mujeres.

Ahora estamos hablando mucho sobre tecnología y cómo está cambiando el mundo. Nuestros estudios muestran que está aumentando la brecha de género en el campo de la tecnología, cada vez menos mujeres están en puestos de trabajo de nuevas tecnologías y de inteligencia artificial. Esto es muy importante, porque si no tenemos a la mitad de la humanidad involucrada en la creación del nuevo orden, ¿cómo esperas que participen colectivamente y se beneficien de los productos de este desarrollo?

unesco Saniye mujeres

Saniye Gülser Corat, directora de Igualdad de Género en la UNESCO. EFE/Juan Carlos Hidalgo

 

P.- Hablando de tecnología, ¿es clave para conseguir la igualdad? 

R.- Tiene un papel absolutamente crítico. Puede usarse para bien, pero también puede dar resultados muy negativos porque la tecnología la creamos nosotros. Por el momento, en todas las compañías líderes en tecnología la mayoría de los ingenieros son hombres y están reproduciendo sus prejuicios inconscientes. Por lo tanto, es muy importante que las jóvenes y las niñas estudien estos temas y se involucren en el desarrollo de la tecnología porque también son parte de la sociedad.

Más del 51% de mujeres en puestos de dirección en la Unesco

P.- ¿Cómo evalúa la implementación del Plan de acción de la Unesco para la prioridad Igualdad de género 2014-2021?

R.- La Unesco es más conocida por su patrimonio cultural, por su informe educativo y no tanto por su trabajo por la igualdad de género, que en realidad es una parte integral del trabajo, tanto en programación como en organización.

Somos la única agencia de las Naciones Unidas que ha integrado la igualdad no solo en sus programas, sino también en sus procesos y políticas de recursos humanos. Estamos en el Top 5 de agencias de la ONU en porcentaje de mujeres en puestos de toma de decisiones, somos más del 51 por ciento de mujeres en puestos de dirección y niveles superiores. Y lo hemos conseguido en muy poco tiempo, en quince años. Pasamos del 9 por ciento, en 2004, al 51 por ciento, en 2018. Creo que lo estamos haciendo muy bien, aunque, por supuesto, podemos mejorar.

La ola del empoderamiento de las mujeres

P.- ¿Cómo recibe la nueva ola de feminismo? 

R.- La cuarta ola está más centrada en el empoderamiento de las mujeres. Se trata de la inclusión de grupos marginados, de interseccionalidad, de incorporar a diferentes grupos a los procesos políticos y económicos existentes, de acabar con el acoso sexual y con la discriminación.

Creo que es una ola de acción muy importante. Lo que está pasando en términos de crear conciencia y de dar a conocer todos estos problemas a través de las nuevas tecnologías, a través de las redes sociales, está teniendo un efecto positivo. Pero no estoy segura hasta dónde podemos llegar.