México derechos

Activistas de la Red Mesa protestan por la violencia hacia las mujeres. EFE/Luis Torres

La ola de feminicidios impide a México avanzar en derechos

Cristina Sánchez Reyes | Ciudad de México - 19 abril, 2022

Pese a los avances que se han tenido en los derechos sexuales y reproductivos, la situación de las mujeres no mejora en México. La ola de violencia, que continúa agudizándose, postula al país como uno de los lugares con mayor índice de feminicidios y no lo deja avanzar en materia de derechos.

Una situación que, junto con la desaparición de personas, la polarización y el aumento de poder del Ejército, no permiten a México impulsar un cambio paradigmático para avanzar en materia de derechos humanos, según ha publicado Amnistía Internacional (AI) en su informe anual 2021-2022 “La situación de los derechos humanos en el mundo”.

La directora para las Américas de AI, Erika Guevara Rosas, ha señalado en una entrevista con Efe que «México sigue enfrentando una profunda crisis en materia de derechos humanos. México es un país de víctimas de violaciones a los derechos humanos que se siguen cuantificando por miles”.

Desaparición de personas

Al comentar el informe anual, la abogada de derechos humanos ha afirmado que uno de los principales problemas de México ha sido la grave impunidad que prevalece en muchos delitos. “México es un país que no ha enfrentado el gran legado de impunidad”, ha apuntado

La abogada ha señalado la problemática de desaparición de personas, donde el número se acerca a los 100.000 “y se sigue acumulando”.

El documento ha recogido que en 2021 las autoridades registraron al menos 7.698 casos de personas desaparecidas y no localizadas, con lo que al final del año pasado el total de denuncias de personas desaparecidas y no localizadas en México desde 1964 se elevó a más de 97.000.

Del mismo modo, ha recordado que es el tercer país más letal en todo el mundo para ejercer la defensa de los derechos humanos pues en los últimos años se han asesinado a decenas de personas defensoras “y particularmente, en 2021, (este delito) sigue estando al frente de estas listas”.

Además, ha apuntado, México es el país “más peligroso” para periodistas, pues el año pasado Amnistía documentó 8 comunicadores asesinados en el país.

El Ejército aumenta el poder

Para Guevara Rosas, una de las principales preocupaciones de AI en México es la militarización de la seguridad pública y en otros ámbitos.

“Hoy día el Ejército tiene más control empresarial que cualquier otra instancia gubernamental y además se hace uso de este aparato militar (es) para atender grandes necesidades en una población en riesgo como son las personas migrantes y refugiados que ingresan al país”, ha afirmado.

Ha precisado que el Ejército mexicano “se ha convertido en empresario” al considerar que controla el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) y que tiene el control en la construcción del Tren Maya “y muchos de los proyectos de infraestructura que generan una altísima preocupación”.

Además, ha resaltado que en México siguen predominando prácticas como las ejecuciones extrajudiciales y la tortura.

Se agudizan los feminicidios

Otro de los puntos que AI ha detectado en su informe es el relacionado a los feminicidios en México, tema en el que, según Guevara Rosas, “sigue teniendo índices gravísimos”.

Esto, pese a la alarma internacional que ha habido en los últimos años sobre la situación que enfrentan las mujeres en México.

“Sigue siendo uno de los países que tiene el mayor índice de feminicidios de la región en donde no se atiende de manera sistemática las ‘falencias’ (carencias) de justicia para las víctimas de feminicidios”, ha lamentado.

México padece una ola de violencia machista con 1.004 feminicidios registrados en 2021, asesinatos tipificados por razones de género, un 2,66 % más que en 2020.

Al sumar los asesinatos clasificados como homicidios dolosos, en México matan a más de 10 mujeres al día, según cifras oficiales.

Guevara ha resaltado además que, pese a los avances que se han tenido en los derechos sexuales y reproductivos -como el hecho de que la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara que la penalización del aborto es inconstitucionalno ha impedido que las mujeres no tengan acceso a un aborto legal en ciertas regiones de México.

Aumento de la polarización

Para Guevara Rosas, es preocupante que lejos de que el presidente mexicano busque conciliar los problemas del país, ha logrado la polarización a través de sus declaraciones.

“En un intento por abrir una comunicación transparente, (el presidente) más bien ha logrado instaurar un tribunal inquisitorio en donde cada mañana en sus conferencias matutinas ataca cualquier forma de crítica”, ha precisado.

Y ha lamentado que estos ataques no solo sean para la oposición formal a través de los partidos políticos sino que ataque a las personas defensoras de los derechos humanos y a los periodistas.

No reconoce la importancia de su labor precisamente para la construcción de un México más justo”, ha dicho.

En este contexto, ha lamentado, que es “en donde vemos que no hay ningún avance de esa promesa de un cambio paradigmático en materia de derechos humanos”.