Mujeres agresiones India

Imagen de archivo de una joven india durante un festival tradicional. EFE/EPA/JAGADEESH NV

Más de mil mujeres denuncian agresiones a diario en la India

EFE | Nueva Delhi - 2 septiembre, 2022

El ataque con ácido a una adolescente de 17 años en el este de la India y su traslado a un hospital de la capital para ser tratada ha sido uno de los últimos casos de violencia contra las mujeres en acaparar la atención mediática en el país asiático, donde más de mil mujeres denunciaron a diario en 2021 sufrir agresiones.

«La hermana Kajal fue enviada a la Unidad de Quemados del Centro de Traumatología del (hospital) AIIMS en Nueva Delhi. Rezamos a Dios para que regrese pronto después de recuperarse», ha escrito en Twitter Banna Gupta, ministro de Salud del estado oriental de Jharkhand donde se cometió el ataque el pasado 5 de agosto.

Este caso ha atraído la atención de los medios solo dos días después de que otra joven de 20 años fuera apuñalada en el estado de Madhya Pradresh (centro) por un hombre con quien rechazó casarse, o después de que el domingo otra menor de 16 años falleciera también en Jharkhand víctima de las quemaduras que le produjo un acosador cuando le prendió fuego mientras dormía.

«Le hablé a mi padre en casa sobre él, y mi padre me dijo que lo investigaríamos la mañana siguiente. Me fui a dormir y a las 4 de la mañana vino (el acosador) y me echó gasolina desde la ventana y escapó» , explicó la víctima a la Policía antes de fallecer en una declaración difundida por medios indios.

Agresiones continuadas

Ninguna de estas agresiones es un hecho aislado en la India, donde en 2021 se registraron 428.278 denuncias de mujeres que dijeron haber sido víctimas de violencia, según los últimos datos publicados esta semana por la Agencia Nacional de Registro de Delitos (NCRB).

Esto supone un aumento del 15 % con respecto al año 2020, cuando se contabilizaron 371.503 denuncias de mujeres en todo el país.

Sin embargo, este informe tan solo revela una parte de los casos que se producen, ya que solo tiene en cuenta las denuncias que llegan a comisaría, y pasa por alto el resto de crímenes que no escapan al ámbito privado.

La crueldad por parte del marido o de un familiar supuso cerca de un tercio de las denuncias el año pasado, seguido por el «asalto de mujeres con intención de ultrajar su pudor», con 86.631 casos registrados.

El secuestro, 71.040 denuncias, y la violación, 30.216, representaron el resto de los crímenes más habituales denunciados por ellas.

El informe del NCRB también contabilizó otros crímenes brutales, como 287 asesinatos de mujeres tras su violación o 98 ataques con ácido.

Y pese a la omisión de miles de agresiones que quedaron sin registrar, los datos reflejan que 64,5 mujeres de cada 100.000 denunciaron sufrir algún tipo de crimen en 2021 en este país de unos 1.400 millones de habitantes.

El estado nororiental de Assam, con 168,3 denuncias de mujeres por cada 100.000 habitantes, fue el lugar menos seguro de la India para ellas, una inseguridad que también fue elevada en la capital, con una tasa de 147,6 crímenes denunciados por mujeres, según el documento del NCRB.