• Fotografía de la exposición "Cuerpos de Barrio", de Laura Ortega. Cedida por Teatro del Barrio

  • Fotografía de la exposición "Cuerpos de Barrio", de Laura Ortega. Cedida por Teatro del Barrio

  • Fotografía de la exposición "Cuerpos de Barrio", de Laura Ortega. Cedida por Teatro del Barrio

  • Fotografía de la exposición "Cuerpos de Barrio", de Laura Ortega. Cedida por Teatro del Barrio

«Cuerpos de Barrio», la muestra fotográfica de desnudos que reivindica la diversidad corporal

Ane Amondarain | Madrid - 15 enero, 2023

Tras la exitosa propuesta escénica de «Curvy», de la actriz y humorista Eva Cabezas, que todavía se puede ver en el Teatro del Barrio en su tercera temporada, llega ahora como complemento a este monólogo la exposición fotográfica «Cuerpos de Barrio». Una muestra compuesta con las imágenes de desnudos de espectadoras y espectadores que han asistido al monólogo, con la que se quiere reivindicar la diversidad corporal y que ha capturado la artista Laura Ortega.

La muestra, expuesta en Espacio De Colonial (Mesón de Paredes, 16, Lavapiés), toma como inspiración «Venus y Adonis reales, apartados de cánones de belleza excluyentes o de una dictadura de la imagen», señala Ortega, quien reivindica los «cuerpos alegres» y «al natural», con sus lunares, cicatrices, estrías, pieles, manchas, lorzas y vello.

Los desnudos de mujeres en el arte han sido tradicionalmente cosificados y retratados bajo la mirada masculina y ahora la fotógrafa riojana apuesta por reflexionar sobre el desnudo «desde la ‘otra’ mirada». La de una mujer que mira a otras, más allá del «territorio artístico apropiado al ojo masculino, tanto en la creación como en la contemplación».

Reírse tiranía de la imagen física

Así es que en paralelo a la obra «Curvy», Mejor Monólogo en los Premios de Teatro Barcelona 2019, donde se cuestionan los cánones estéticos y la valoración social que existe del sobrepreso, a Eva Cabezas se le ocurrió la desafiante idea de conformar un mosaico de desnudos a partir de fotografías de cuerpos diversos del público que quisiera participar.

Una demostración coral para reivindicar que todo cuerpo humano, sea cual sea su textura, curvas, tamaño, color y detalles, puede construir una obra artística y poética.

La aceptación individual y social de la naturalidad del cuerpo tal cual es el origen por el que se gesta este proyecto, en el que la cómica Eva Cabezas también ha participado.

El reto de fotografiar un cuerpo sin juicios

Una de las principales reflexiones que la fotógrafa riojana desea trasladar al público gravita en torno a la necesidad, pero también la dificultad, de observar un cuerpo sin juicios.

«La intimidad, la desnudez, la erótica del cuerpo… han pertenecido al territorio de lo ‘que no se puede hablar’, y cuando no hay un diálogo libre se cuelan los juicios y las moralidades peligrosas sobre lo que debería o no debería ser un cuerpo», añade Ortega.

Y es que para la autora, «el peso de la estética es una roca muy pesada». Aunque considera que «poco a poco nos vamos soltando de este lastre y percibiendo como propia y auténtica cada piel».

Lejos de la normalización de la diversidad corporal

Sin embargo, el sobrepeso ha empezado a utilizarse como arma de marketing. Cuyo efecto es «terrible» para Cabezas, quien denuncia que uno de los principales objetivos de nuestra existencia sea gustarle a los demás.

Y que para llegar a ese «canon inalcanzable» sea indispensable someterse al consumo de tintes, cremas y ropas. Así es que concluye que la «visibilidad de la realidad de la diversidad está absolutamente sesgada».

«La industria utiliza la diversidad para polarizar opiniones, viralizar campañas de marcas, seguir señalando al que se sale del molde, y polemizar en redes sociales. Pero no existe una pedagogía ni una educación en igualdad potente», añade Cabezas.

Por lo que, aunque la monologuista valora positivamente creaciones culturales como la película «Cerdita», que denuncia la violencia y el acoso que sufre una joven a causa de la gordofóbia, considera que «estamos muy lejos de algo parecido a la normalización de cuerpos».