Mónica Bertagnolli

Fachada del Instituto Nacional del Cáncer en EE.UU.

Mónica Bertagnolli, primera directora del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU.

EFE | Washington - 17 agosto, 2022

La cirujana Mónica Bertagnolli se convertirá en la primera directora del Instituto Nacional del Cáncer (NCI, en inglés) de Estados Unidos,  desde sus inicios en 1937, según ha anunciado la Casa Blanca en un comunicado reciente.

Bertagnolli, de 62 años, que actualmente es profesora de cirugía oncológica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard y cirujana en el Hospital Brigham y de Mujeres, será designada próximamente por el presidente Joe Biden como directora de este centro.

Reducir el 50 % de las muertes por cáncer

Nacida en 1959 en un rancho ganadero de Wyoming y en una familia de inmigrantes franceses e italianos, Bertagnolli obtuvo su diploma en ingeniería bioquímica de la universidad Princeton, y su doctorado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Utah.

El secretario de Salud, Xavier Becerra, ha dicho que Bertagnolli tiene «décadas de experiencia en la investigación del cáncer y del cuidado centrado en el paciente».

«Su labor para crear pruebas clínicas más inclusivas será muy relevante a medida que aceleramos el ritmo de la investigación y la innovación en la lucha contra el cáncer», ha agregado el funcionario.

El presidente Biden señala nuevas metas para reducir la tasa de muertes por cáncer en al menos el 50 % en Estados Unidos en los próximos 25 años, y para crear una experiencia que dé apoyo a los pacientes y sus familias.

Programas enfocados en el paciente

Según la nota de la Casa Blanca, Bertagnolli «es una de las voces más potentes en este esfuerzo a favor de los pacientes de cáncer, en particular los de áreas rurales y remotas, con su historial de programas enfocados en el paciente«.

Como médica científica, Bertagnolli encabezó entre 1994 y 2011 iniciativas de ciencia gastrointestinal dentro de los Grupos Cooperativos de Cáncer, financiados por NCI.

Mónica Bertagnolli ha enfocado su investigación en laboratorio para entender el papel de la respuesta inflamatoria en la formación de tumores epiteliales, y en 1999 extendió sus observaciones básicas a las pruebas clínicas como Investigadora Principal de la Prueba Celecoxib de prevención de adenomas.