ministras América afganas iraníes

La primera reunión del Comité Directivo de la CIM 2022-25 realizada el pasado 27 de septiembre. Foto: CIM OEA

Ministras de América expresan su «preocupación» por la situación de las afganas e iraníes

Cristina Bazán | Guayaquil - 5 octubre, 2022

La Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de la Organización de los Estados Americanos (OEA), conformada por ministras de la Mujer y/o altas autoridades de género de la región americana, ha expresado su «profunda preocupación por las situaciones que deterioran los derechos de las mujeres, las jóvenes y niñas en Afganistán e Irán».

«Alertamos los impactos cuando se dan retrocesos en, o represalia por, el ejercicio de, las libertades de expresión, asociación y circulación, los derechos de integridad física, participación política, educación, salud y otros que les impiden una vida libre de violencia y sin discriminación», han señalado las ministras en un comunicado conjunto.

La CIM, cuyo comité directivo está conformado por Antigua y Barbuda, Canadá, Chile, El Salvador, Panamá, Santa Lucía, Uruguay, Honduras y Brasil, es el primer foro político hemisférico creado para asegurar el reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres en la región. Está constituida por 34 delegadas, una por cada Estado Miembro de la OEA, designadas por sus respectivos gobiernos.

Ministras de América, preocupadas por las afganas e iraníes

En la declaración, que no firmó Honduras ni Brasil (por ausencia), el Comité de la CIM hace un llamamiento a que se les garanticen los derechos humanos y aseguren una vida libre de violencia y sin discriminación a las mujeres, adolescentes y niñas en dichos países.

«El Comité hace llegar su solidaridad a las mujeres y niñas afganas e iraníes, y recuerda a la comunidad internacional la necesidad de realizar todos los esfuerzos para que la igualdad y la dignidad sean derechos que puedan disfrutar las mujeres: asimismo que frente a las omisiones o el abuso se garantice la protección y la justicia», enfatiza.

Además, recuerda que «solo cuando los estándares internacionales de protección de todos sus derechos y libertades consensuados lleguen también a las mujeres, el mundo será más seguro e inclusivo».

En Irán, las mujeres han salido a la calle a protestar y a mostrar su rechazo al Gobierno tras la muerte en una comisaría de Mahsa Amini, de 22 años. La joven fue detenida por la ‘policía de la moral’ por llevar mal puesto el pañuelo sobre la cabeza. A las manifestaciones se han unido los hombres.

En Afganistán, en cambio, las mujeres han visto cómo, desde la llegada de los talibanes al poder, en 2021, sus derechos se han mermado. Entre las restricciones están la prohibición a las adolescentes de asistir a las escuelas, la segregación por sexos en lugares públicos o el veto a viajar sin velo y acompañadas de un familiar masculino en trayectos largos.