escuelas afganas

Niñas afganas de primaria asisten a una clase en su escuela primaria en Kandahar, Afganistán, el 23 de marzo de 2022. EFE/Stringer

Rechazo internacional a que los talibanes no permitan ir a la escuela a las afganas

Efeminista | Madrid - 25 marzo, 2022

Los ministros de Relaciones Exteriores de Canadá, Francia, Italia, Noruega, el Reino Unido, los Estados Unidos de América y el Alto Representante de la Unión Europea han sido los últimos en condenar la decisión de los talibanes de no reabrir las escuelas secundarias para las afganas después de que se cerraran en agosto de 2021.

En una declaración conjunta, los funcionarios internacionales se han unido al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg; a la ONU y a sus agencias para la Infancia (Unicef) y para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), que el pasado 23 de marzo ya rechazaron la medida.

«La acción de los talibanes contradijo sus garantías públicas al pueblo afgano y a la comunidad internacional. La decisión se tomó después de meses de trabajo por parte de la comunidad internacional para apoyar los esfuerzos de los maestros con base en la expectativa de que las escuelas estarían abiertas para todos, teniendo en cuenta el mayor interés de los estudiantes y maestros afganos. Y, lamentablemente, sucedió cuando las ansiosas niñas afganas caminaban hacia sus escuelas por primera vez en siete meses», han señalado los diplomáticos.

Rechazo internacional por la decisión de los talibanes

Los países han hecho un llamado a los talibanes «para que revoquen urgentemente esta decisión, que tendrá consecuencias mucho más allá de su daño a las niñas afganas». Y han advertido que «si no se revierte, dañará profundamente las perspectivas de cohesión social y crecimiento económico de Afganistán, su ambición de convertirse en un miembro respetado en la comunidad de naciones y la voluntad de los afganos de regresar del extranjero».

«Tendrá un impacto inevitable en las perspectivas de los talibanes de obtener apoyo político y legitimidad, ya sea dentro o fuera del país. Todo ciudadano afgano, niño o niña, hombre o mujer, tiene el mismo derecho a la educación en todos los niveles, en todas las provincias del país», han agregado.

La ONU, Unicef y Unesco ya se habían mostrado sorprendidas el pasado 23 de marzo frente a la «repentina decisión» de no volver a abrir las escuelas secundarias para las niñas en Afganistán.

«Con esta decisión, toda una generación de niñas adolescentes está siendo privada de su derecho a una educación y se le roba la oportunidad de adquirir la preparación que necesitan para construir sus futuros», dijo la directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, en un comunicado, en el que urgió a las autoridades de facto afganas a reabrir las escuelas «sin más retrasos».

Una «profunda decepción» por no abrir las escuelas

En la misma línea, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, criticó la decisión de los talibanes y les exigió que den marcha atrás cuanto antes. Guterres aseguró que mantener las escuelas cerradas para las niñas de secundaria, tras repetidas promesas de reapertura, es una «profunda decepción» y algo muy «perjudicial para Afganistán».

«Las escuelas para las niñas adolescentes entre las clases 7 y 12 (entre 12 y 18 años de edad) siguen cerradas», afirmó a Efe el portavoz adjunto del Gobierno interino de los talibanes, Inamullah Samangani, el mismo día en que se reabrían las escuelas en el país tras el parón invernal.

La fuente aseguró que las adolescentes afganas deberán esperar a un «segundo permiso del Emirato Islámico», como se autodenomina el Gobierno de los talibanes, sin aportar más detalles sobre la repentina decisión.