Impunidad México

El Supremo de México ampara una serie que denuncia la impunidad en los feminicidios

Mónica Rubalcava | Ciudad de México - 13 julio, 2022

La serie del productor Javier Tejado «Caníbal, indignación total» sobre el alarmante caso del feminicida serial Andrés Mendoza busca denunciar la violencia contra las mujeres, el machismo estructural y la impunidad existente en México y cuenta con el amparo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) del país.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación de México ha dado un paso al frente al salvaguardar la serie y exponer la impunidad de la violencia contra las mujeres y la normalización de los feminicidios en este país.

«(Andrés) fue alguien que por más de tres décadas estuvo matando mujeres en total impunidad, una persona muy cruel que supo engañar a muchísima gente por mucho tiempo (…) yo creo que es uno de los mayores asesinos seriales que ha visto México y quizás el mundo», ha dicho el productor de la serie, periodista y abogado, Javier Tejado.

Más de 30 años impune

El 15 de mayo del 2021 Bruno Ángel acudió a casa de Andrés Mendoza, un amigo de la familia, en la búsqueda de su esposa Reyna González quien llevaba un día desaparecida y cuyo último lugar que había visitado era el domicilio del señor de 72 años.

Aunque Mendoza negó haber visto a la mujer, Bruno entró por la fuerza a la casa y lo que encontró fue a su esposa asesinada y destazada en la mesa del comedor.

El caso de Reyna dio fin a más 30 años de feminicidios impunes ejercidos por el llamado «caníbal de Atizapán», municipio del central Estado de México donde residía y cuyo historial integra al menos a 50 mujeres asesinadas aunque en su casa se hallaron miles de huesos como pruebas.

«Es tan alto el número de feminicidios en el país y mujeres desaparecidas que estoy harto de que se conviertan en un número más de las estadísticas, eso es lo que ya no puede ser, y si ves este tema y lo contrastas un año después con el caso de la joven Debanhi Escobar en Monterrey, es lo mismo», ha dicho Tejado.

En México, en promedio más de 10 mujeres son asesinadas cada día y en 2021 sumaron más de 1.000 feminicidios.

Denuncia audiovisual

En 2021, Javier escribió una columna para un periódico nacional donde contaba la historia de búsqueda de Reyna.

La enorme cantidad de correos en su computadora fue tal que se dispuso a escribir un libro, pero al enterarse que la víctima grababa sus crímenes decidió que el mejor formato para la denuncia que quería hacer era el audiovisual.

«Llevé la investigación periodística al presidente de la Suprema Corte de Justicia (Arturo Zaldívar) y le dije que la Suprema Corte bajo su mandato era una institución que estaba siendo muy progresista y abrazando muchos derechos de las mujeres en México (…) pero que de nada servía si a las mujeres las seguían matando como las están matando», ha recordado Tejado.

Zaldívar dio luz verde y Javier donó todo su trabajo a la institución y con su financiamiento fue que comenzó la producción de la serie de cinco capítulos que se ha estrenado el 27 de junio por Canal 22, el Canal de las Estrellas (Televisa) y Justicia TV.

Equipo de mujeres

«Tuve completa libertad editorial, se lo presenté a la Suprema Corte cuando ya estaba concluido. Me hice de un director (Grau Serra) y de una guionista (Ana Mata) que actuaron con completa independencia», ha dicho Tejado.

El equipo de trabajo de Javier se conformó en su mayoría por mujeres que según ha contado, lo sensibilizaron en el tratamiento del caso.

La serie documental es narrada por la periodista Gabriela Warkentin y las voces de las familias de las víctimas (con quien Tejado creo un vínculo), de aquellos quienes presenciaron el horror que albergaba la casa de Mendoza como policías, bomberos y vecinos, así como el propio feminicida, quien intenta justificar sus actos.

«El equipo tuvo oportunidad de entrevistarlo en la cárcel donde está recluido y tuvimos acceso al juicio oral», ha dicho.

Intento de censura

Aunque al inicio del proyecto Tejado y parte de su equipo recibieron amenazas, el periodista ha asegurado que es importante no tener temor al denunciar este tipo de temas.

En días anteriores, autoridades del municipio de Atizapán, muy cerca de Ciudad de México, buscaron censurar el documental para que no se mencionara el lugar en el que habían ocurrido los hechos argumentando que eso estigmatizaba la población del municipio y el trabajo de la administración actual.

«No se está denostando a la gente del municipio de Atizapán, ellos son las víctimas (…) ¡Que no se utilice el nombre porque va a afectar la imagen! No, señor, la imagen la afectaron las autoridades que durante 31 años que no buscaron a esas mujeres», ha mencionado el ministro Zaldívar en una conferencia de prensa.

Finalmente Javier ha confesado que tiene esperanza en que su trabajo logre un antes y un después «en temas de feminicidio en el país», comenta.