Marta Trivi («gamer»): me tratan con más dureza por ser mujer

Ana Márquez | Madrid - 1 marzo, 2019

Periodista cultural especializada en los videojuegos, Marta Trivi (Málaga, 1988) quiere visibilizar el machismo que se vive entre las “gamers” (jugadoras de videojuegos) y hace hincapié en la “imagen sexualizada y cosificada” de las mujeres.

Tanto las jugadoras como las profesionales de los videojuegos denuncian el acoso que sufren en este sector, según asegura Trivi, quien asevera que el machismo “expulsa a las mujeres del mundo gamer”; un sector en el que solo el 16,5 % son mujeres, según el Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuegos de 2018.

«Las mujeres tampoco se sienten invitadas a jugar”, lamenta la periodista durante una entrevista con Efe, una mujer que desde dentro del propio sector apoya organizaciones como FemDevs cuyo objetivo es el interés, la participación y la presencia de las mujeres en la cultura del desarrollo de videojuegos.

Marta Trivi es uno de los rostros que denuncia el machismo en el sector del videojuego “por mucho que se intente ocultar” y demanda que las mujeres puedan acceder a este sector y “sentirse libres de hacer lo que quieran».

Trivi gamer

Marta Trivi (Málaga, 1988), periodista cultural, especializada en videojuegos. EFE/Ana Márquez

P: ¿Se considera feminista?

R: Sí, soy feminista porque desde que iba a la universidad me he dado cuenta de que, a medida que pasaba el tiempo, las mujeres íbamos desapareciendo; éramos más en la carrera pero no llegábamos a los trabajos ni cargos de responsabilidad. Por eso es imposible no ser feminista.

Autoestima y seguridad

P: ¿La ha ayudado el feminismo en su ámbito o en su día a día?

R: Muchísimo. Dentro de mi ámbito laboral me he encontrado con situaciones de acoso o en las que el público me trata con más dureza por el simple hecho de ser mujer.

El feminismo me ha ayudado a darme cuenta que no era yo la que estaba fallando sino que era el público el que me medía con una vara diferente a la de mis compañeros. El feminismo me ha dado autoestima, seguridad en mí misma y las ganas de seguir, porque si no me hubiera retirado de mi profesión.

P: Díganos dos medidas que deberían implantarse para caminar hacia la igualdad.

R: Para empezar, daría más referentes a las niñas. Promovería las figuras femeninas y no las atacaría con la dureza con la que se hace.

Quizás, también implantaría programas específicos para acercar las ciencias a las niñas. Hay que enseñarles que pueden lograr lo que quieran ser.

«A las mujeres no nos toman igual de en serio»

P: ¿Se ha encontrado con algún obstáculo por ser mujer?

R: En el ámbito periodístico he notado que a las mujeres no nos toman igual de en serio que a los hombres. Si doy una información me piden más pruebas o datos que a mis tres compañeros. Ellos no sufren esa presión.

Cuando se me hace una crítica, que tendría que ser a nivel laboral, se añaden comentarios de si “eres gorda, idiota, gorda”, todo ligado a mi género.