Irene Montero cuidado

La ministra de Igualdad de España, Irene Montero, participa en la Conferencia Regional sobre Mujeres de América Latina y el Caribe, en Buenos Aires (Argentina). EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Irene Montero llama a educar en igualdad para repartir las tareas de cuidado

EFE | Buenos Aires - 10 noviembre, 2022

Sociedades y Estados deben bregar para que las tareas de cuidado sean igualitarias y no solo las ejerzan mujeres, por lo que es necesario educar en igualdad para revertir la «gran carga de estereotipos» que siguen existiendo, ha aseverado este 9 de noviembre la ministra de Igualdad de España, Irene Montero.

Al participar en Buenos Aires de la XV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, la ministra ha dicho que los cuidados son una actividad esencial para poder vivir, pero ha lamentado que «ninguna economía» en el mundo reconoce su existencia desde la formalidad de las estructuras económicas y de la organización de la sociedad y llamó a que los Estados los garanticen como un derecho.

«El derecho al cuidado tiene tres pilares: el derecho a cuidar, derecho a ser cuidado y derecho a trabajar en tareas de cuidado con condiciones de trabajo dignas», ha afirmado, y ha señalado que los cuidados son un «motor de desarrollo económico» y que, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en España los cuidados no remunerados pueden representar el 15 % del producto interior bruto, con «datos muy parecidos» en los países de América Latina y Caribe.

Educar en igualdad para repartir el cuidado

La ministra se ha mostrado tajante: «Tenía un dato que hablaba de que las mujeres, a lo largo del año, el tiempo que ocupamos en tareas de cuidados no remuneradas representan 201 días de trabajo en jornadas de 8 horas, frente a los 63 días de trabajo de los hombres».

Y, entre otras cuestiones, ha destacado que, si no se educa en igualdad, va a ser imposible revertir la «gran carga de estereotipos» y roles de genero que hacen que ellas sigan siendo la que sostienen los cuidados.

«En Europa todavía el 44 % de la población piensa que el rol principal de una mujer está en el sostenimiento de las tareas del hogar y del cuidado de sus familias», ha lamentado.

A su juicio, la pandemia de covid-19 y la invasión de Ucrania han puesto de manifiesto que especialmente en momentos de crisis hay que avanzar de «forma decidida» en los derechos de las mujeres, porque si no sus «cuerpos vuelven a sostener las peores consecuencias» de las guerras, la desigualdad, la pobreza y la precariedad.

Irene Montero: Hay mucho trabajo que hacer en sensibilización

También ha visto necesario hablar de fiscalidad, y ha recordado que en España se está implementando un impuesto a las grandes fortunas: «Para garantizar los derechos de las mujeres tenemos que hablar también por ejemplo del corazón de las políticas económicas y en definitiva de la capacidad del Estado para redistribuir la riqueza, que también implica redistribuir el tiempo y por supuesto el cuidado.»

Y ha aclarado que las propuestas feministas no solo garantizan derechos para las mujeres, sino que también quieren una sociedad mejor para los hombres: «Hay mucho trabajo que hacer en sensibilización para garantizar la corresponsabilidad, pero también necesitamos políticas estructurales para que incluso aquellos que no quieren cuidar, tengan que cuidar, porque si no, no vamos a ser capaces de construir una sociedad igualitaria».

La XV Conferencia Regional sobre la Mujer de Latinoamérica y el Caribe, organizada por la Cepal y ONU Mujeres, se celebra en Buenos Aires hasta este viernes.