exposicion-pioneras-conservacion-arte

Muestra de la exposición "Pioneras". Foto cedida por el Museo Arqueológico Nacional.

La exposición «Pioneras» muestra que la conservación de arte es cosa de mujeres

Pilar Martín | Madrid - 12 abril, 2022

En 1928 se incorporó al Museo Arqueológico Nacional (MAN) Pilar Fernández Vega, considerada la primera conservadora de museos de España, y es a ella, y a todas las que le precedieron en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos a las que este museo estatal homenajea en «Pioneras».

Bajo este nombre el MAN ha convertido su espacio expositivo «Vitrina Cero», con una duración de tres meses, en un lugar donde poner de manifiesto el trabajo que las primeras generaciones de profesionales de museos, nacidas entre los últimos años del siglo XIX y primeros del XX, hicieron para conservar las piezas de arte que vemos en muchos de los museos españoles.

Mujeres formadas en la estela de la Institución Libre de Enseñanza, participantes en el Crucero de estudios por el Mediterráneo, alojadas en la Residencia de Señoritas fundada por María de Maeztu, y que iniciaron trayectorias que la Guerra Civil truncaría. Pero otras, sin embargo, ingresaron en los museos tras la contienda y se convirtieron en nombres indispensables de la reinstalación de las colecciones.

Primeras de muchas

Profesionales que, en el caso de la burgalesa Fernández Vega (1895-1973), no sólo fue la primera conservadora de Museos de España, sino que en 1941 fue nombrada directora del Museo Nacional de Artes Decorativas y del entonces recién creado Museo de América.

Y también, y según ha explicado a Efe Ruth Maicas, conservadora del MAN y coorganizadora de esta «Vitrina Cero», Pilar fue profesora de «muchas de las que también aparecen» en este homenaje. Como es el caso de Felipa Niño y Más (1902-1992), esta zamorana que en 1930 entró por oposición en este cuerpo de conservadores del MAN, donde fue subdirectora.

Con el objetivo de recordar el trabajo al que dedicaron su vida estas mujeres, «Pioneras» ha elegido una de esas piezas de arte que protegieron para que hayan llegado a nuestros días.

En este sentido, ha destacado Maicas, se trata de piezas las elegidas para otras de las componentes de esta lista: María Luisa Oliveros y Trinidad Paracena. Dos conservadoras que «Pioneras» relaciona con una «Redoma califal» del S.X y unos «ídolos de Almizaraque» del Tercer milenio a.C, respectivamente, por tratarse de dos de los objetos de la colección Siret que en los años 50 tuvieron que desembalar, ordenar e inventar para el MAN tras la Guerra Civil.

El MAN ha cambiado

«Fue un trabajo muy interesante para los que hemos ido detrás», ha destacado la conservadora del MAN, quien se alegra de que, al contrario de lo que vivieron sus compañeras, en la actualidad el 80% del cuerpo de conservadores son mujeres.

Junto a estas mujeres los visitantes también podrán conocer a María Luisa Galván, conservadora desde 1944 que dos años más tarde se incorporó al Museo Arqueológico Nacional, donde trabajó en la Sección de Monedas y Medallas y en la de Árabe y Edad Moderna.

Otra mujer ésta que tuvo un papel destacado papel en el montaje del MAN tras la Guerra Civil y a la que se suma Isabel Clarisa Millán, licenciada en Filosofía y Letras que en 1940 trabajó en la Comisaría General de Excavaciones junto al arqueólogo Julio Martínez Santa-Olalla. Ya en 1942 ingresó en la plantilla de este museo, donde dirigió la Sección de Numismática.

Con «escasos medios», «alejadas de los ambientes internacionales de investigación» y con «pocas posibilidades de realizar excavaciones arqueológicas», este grupo de diez mujeres, han destacado desde el MAN, son una muestra de que, a pesar de las dificultades, «consiguieron abrirse paso e iniciar una renovación en las instituciones museísticas».

Esta «Vitrina Cero» se enmarca en el Proyecto ArqueólogAs, un programa de investigación que tiene como objetivo principal analizar el papel de la mujer en la arqueología española, desde la profesionalización de la disciplina en el siglo XIX hasta nuestros días.