desigualdad mujeres

Fotografía de archivo en la que se registró al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, EFE/Salvatore Di Nolfi

ONU: La desigualdad de las mujeres es la «más obstinada y persistente»

EFE | Naciones Unidas - 2 noviembre, 2021

El desequilibrio de poder entre hombres y mujeres sigue siendo «la más obstinada y persistente» de todas las desigualdades, así lo ha afirmado el secretario general de la ONU, António Guterres, en un mensaje ante el Consejo de Seguridad, en el que también ha solicitado ayuda para «acelerar los avances» de la organización para poner fin a esa desventaja.

En el debate abierto sobre mujer, paz y seguridad, Guterres ha indicado que las desigualdades de las mujeres se manifiestan de muchas maneras: en las crecientes tasas de violencia y misoginia que enfrentan las mujeres y las niñas en todas las sociedades, así como en la extrema infrarrepresentación en puestos de toma de decisiones.

«Y ciertamente, en la miríada de desafíos que enfrentan en situaciones de conflicto. En cada emergencia humanitaria, el reloj de los derechos de la mujer no se detiene. Se está moviendo hacia atrás«, ha asegurado.

Las mujeres en el mundo

En Myanmar, donde las mujeres han sido durante mucho tiempo una fuerza para la paz, incluido el movimiento de desobediencia civil, una gran parte de las organizaciones femeninas han tenido que cerrar por razones de seguridad tras el golpe militar, ha recordado.

«En Etiopía, escuchamos informes escalofriantes sobre el uso de violencia sexual como arma de guerra. Un ultraje», ha afirmado.

Destacó además que en Malí, después de dos golpes de Estado en nueve meses, el espacio para los derechos de las mujeres se está cerrando mientras que en Afganistán, las niñas y las mujeres están viendo una rápida reversión de los derechos que lograron en las últimas décadas, incluido su derecho a la educación.

«Necesitamos luchar, y hacer avanzar el reloj, por cada mujer y niña», ha dicho Guterres al destacar que es un compromiso incluido en su informe de agenda común de la ONU, y en su llamado a la acción en materia de derechos humanos.

La Desigualdad de las mujeres, un reto a vencer

La ONU no está exenta. El año pasado, las mujeres representaron sólo el 23 % de los delegados en los procesos de paz dirigidos o codirigidos por esta organización y llegar a ese punto requirió incluso «innovación, perseverancia y liderazgo. A veces diría terquedad», ha admitido Guterres.

El secretario de la ONU ha detallado los pasos que se están tomando «para acelerar esos avances» y ha pedido el apoyo del Consejo para fortalecer y profundizar las alianzas con mujeres líderes locales y sus redes y para proteger a las mujeres activistas y defensoras de los derechos humanos.

El secretario de la ONU ha encomiado además a los países a trabajar con ellos para promover la participación «plena, igualitaria y significativa» de las mujeres en las conversaciones de paz, la consolidación de la paz y los sistemas políticos en la transición de los países hacia esa meta.

«Por nuestra parte, Naciones Unidas se esforzará por lograr un establecimiento de la paz verdaderamente inclusivo y colocará la participación y los derechos de las mujeres en el centro de todo lo que hacemos, en todos los lugares donde lo hacemos», ha sostenido.

«Hagamos avanzar el reloj de los derechos de la mujer y demos a la mitad de la humanidad la oportunidad de construir la paz que todos buscamos«, ha indicado.