Canadá iraníes

Manifestantes cerraron calles en diversas ciudades de Irán el pasado 21 de septiembre 2022, tras la muerte de Mahsa Amini. EFE/EPA/STR

Canadá dice que la «sistemática persecución de las iraníes debe parar»

EFE | Toronto (Canadá) - 7 octubre, 2022

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Mélanie Joly, ha señalado en un comunicado que el mensaje de Canadá es que «la continua y sistemática persecución de las mujeres iraníes debe parar» y que las autoridades iraníes rendirán cuentas por las violaciones de los derechos humanos.

Lo ha dicho en el marco de las nuevas sanciones económicas que ha impuesto a Irán por la violenta represión de las manifestaciones de mujeres en el país y las acciones de la Policía de la moral del régimen que causaron la muerte a Mahsa Amini por llevar mal el velo.

Las sanciones afectan a 25 individuos, entre ellos Mohammed-Hossein Bagheri, general de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica; Mohammad Rostami Cheshmeh Gachi, director de la Policía de la moral, y Esmail Khatib, ministro de Inteligencia y Seguridad.

Además, Canadá también ha sancionado a nueve entidades iraníes como los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica; la prisión de Evin, donde se encuentran numerosos prisioneros políticos; la Policía de la moral y el Ministerio de Inteligencia y Seguridad.

Canadá impone sanciones por la persecución a iraníes

El Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense también ha explicado que las nuevas sanciones se añaden a las que ya ha impuesto Canadá contra el régimen iraní y que afectaban a 41 individuos y 161 entidades del aparato de seguridad, inteligencia y economía de Teherán.

En 2012, Canadá designó a Irán como un Estado que apoya el terrorismo, lo que permite presentar en los tribunales canadienses demandas civiles contra el país por actos de terrorismo vinculados con Teherán y perpetrados en cualquier lugar del mundo.

El pasado 22 de septiembre, Estados Unidos ya sancionó a la Policía de la moral y a siete altos funcionarios iraníes por la muerte bajo custodia policial de Amini, una joven de 22 años a quien se la detuvo por llevar mal puesto el velo.

Su muerte ha provocado una oleada de protestas en Irán que las autoridades han reprimido, lo que ha causado decenas de muertos en todo el país.