Ruth Wilson

La británica Ruth Wilson (i), que protagoniza y produce junto a Jude Law "True Things". EFE/Filmin

Ruth Wilson: Las mujeres tienen «una presión enorme» para «cumplir con las expectativas»

EFE | Madrid - 6 julio, 2022

La actriz británica Ruth Wilson protagoniza «True Things», un drama coproducido con su expareja sobre la historia de Deborah Kay Davies «Verdades sobre mi», donde interpreta a una mujer que está constantemente bajo la presión de la sociedad de «hacer lo correcto» y que se ha estrenado el viernes, 24 de junio, en Internet.

«Creo que se parece mucho más a mi que otros personajes que he interpretado, a lo largo de mis treinta y tantos años he sentido muchas veces esa presión de qué es lo que hay que hacer para ser ‘normal’, las mujeres siempre sufrimos presión para hacer lo correcto: tendremos hijos, pareja, tendremos una relación ‘normal'», ha comentado la actriz en una entrevista con Efe desde su casa de Londres.

La intérprete de «Jean Eyre», ganadora de numerosos premios Emmy en 2007, ha espetado que «todas esas preguntas se le hacen constantemente a las mujeres, da igual que sean amigas íntimas que te conocen muy bien, o simplemente gente por la calle. Es como si te dijeran: ¿vas a cumplir con lo que todos creen que son las expectativas de ser mujer? Y creo que eso es una presión enorme».

Tratar de encajar

Protagonista de series como «The Affaire», «Luther» o «Mrs. Wilson», su proyecto más personal sobre la alucinante historia de su familia -sus abuelos eran agentes del M16 británico-, Wilson defiende a esta joven vulnerable que es Kate, tan inconformista como sola, sentada al borde del abismo, capaz de buscarse a si misma en cualquier relación que pueda pasar por ‘normal’ aunque todos sepan -ella, la primera- que «ese chico no le conviene».

«Creo que Kate es alguien que está tratando desesperadamente de encajar. Le gustaría ser como su amiga Allison (Hayley Squires), o como quieren que sea su mamá y su papá. Y elige a un tipo, claramente inadecuado, al que trata de ‘cazar’ para una relación conformista. En cierto modo -ha señalado-, el la ayuda, porque le hace que se sienta divertida, apetecible. Pero no funciona», ha explicado Wilson.

Dirigida por la inglesa Harry Wootliff, «True Things» sigue a Kate Perkin, una treintañera que trabaja en una oficina de servicios sociales y que está atrapada en una rutina tediosa y frustrante. Deseosa de tener una pareja, un día se cruza con un chaval que acaba de salir de la cárcel por un delito menor, Blond (Tom Burke) y decide que puede probar fortuna con él.

Descubrirse a sí misma

Pero, como cabe esperar, Blond no es todo lo buen chico que ella necesita: conectan sexualmente, pero ella se obsesiona. La relación salta por los aires en un maremagnun de frases y promesas, excesos de drogas y alcohol y finalmente, una incoherente invitación del chico para que Kate le acompañe a la boda de su hermana en España.

«La película habla de autorrealización. A lo largo del proceso, y a través de esta relación, ella está descubriendo quién es«, ha explicado Wilson.

Ha confesado que interpretar a Kate le dejaba «más expuesta o vigilada, no sé, observada -ha señalado Wilson-. Y Harry filmaba de una manera muy íntima, no me podía esconder. Y luego era muy complejo, porque es un personaje muy intuitivo, en cierto modo, determinista; es ella la que elige al chico».

«Yo quería que Kate fuera callada e introvertida en algunos aspectos, dejar que su imaginación fuese la que proyectase lo que este hombre podría ser», ha apuntado.

Una historia de su familia

Wilson no acaba de identificar el motivo por el que elige unos papeles u otros; con «Luther», ha explicado, al principio no quiso hacerlo, «estaba haciendo una obra de teatro y no me gustaba el personaje, pero al final volvió a mi. Siempre es un poco misterioso. Suelen ser cosas que aterrizan en tu regazo en el momento en que estás listo para recibirlo».

«Realmente no sé cómo elijo, solo es instinto», ha afirmado, y ha sido así en todos los casos salvo en «Mrs. Wilson», un proyecto que surgió «de una manera muy orgánica».

«Descubrimos esa historia hace unos 20 años, yo nunca conocí a mi abuelo, pero a través de mi abuela descubrimos la historia en su totalidad. Descubrimos a todas esas otras mujeres y todo el proceso de convertirlo en un drama sucedió con bastante facilidad y bastante rápido. Fue un verdadero regalo para mi familia«, ha asegurado.

Transición y cambio

Tampoco tiene muy claro a dónde dirigirá sus pasos próximamente; le ha gustado producir, pero se siente en un momento de «momento de transición y cambio, aunque no sé qué significa eso», ha dicho, entre risas.

Y le gustaría dirigir, pero «no todavía». Otro sueño pasa por gestionar un teatro, como Antonio Banderas, se ríe. «Me encantaría ir a Málaga a trabajar a su teatro», ha afirmado.

«True Things», por cierto, está rodada en parte en la ciudad andaluza. Fue su primera salida a rodar después de la covid-19 y lo recuerda como «una experiencia increíble».

A Wilson le hubiera gustado que la película se estrenase en salas, pero entiende que, en términos comerciales, se obtiene más con un lanzamiento en plataforma. «La gente ya no va tanto al cine, aunque yo todavía lo amo», ha afirmado.