Lengua madre teatro

Fotografía cedida por el Centro Dramático Nacional de la obra "Lengua Madre. EFE/Centro Dramático Nacional

«Lengua Madre» llega al teatro para mostrar las mil y una formas de maternidad

EFE | Madrid - 11 marzo, 2022

El Centro Dramático Nacional lleva al escenario del Teatro Valle-Inclán Lengua Madre, una investigación teatral de Lola Arias en la que los actores se inspiran en sus propias historias vitales para mostrar mil y una formas de maternidad.

Lengua Madre es un complejo escaparate en el que actúan madres migrantes, padres trans, madres que recurrieron a la fertilización asistida, madres lesbianas, padres que recurrieron a la gestación subrogada, mujeres que abortaron, o mujeres que simplemente no quieren tener hijos.

“Es un proyecto muy complejo que requiere de apoyo institucional, no es una obra convencional”, resume Lola Arias, que ya estrenó esta obra en Bolonia con una elenco completamente diferente.

Un proyecto experimental

El proyecto tiene un fuerte componente experimental: para seleccionar a los actores, la directora entrevistó a medio centenar de personas.

De este grupo, una veintena fueron seleccionadas para un taller de trabajo en el que ellos mismos construían sus personajes a partir de sus experiencias vitales. El texto íntegro de la obra fue escrito en aquellos ensayos.

“La obra es una especie de narración de biografías, un gabinete de curiosidades, que va desmantelando ideas sobre la maternidad, la familia o el parentesco”, según palabras de Arias, que ha presentado hoy la obra en Madrid.

Tras su paso por la capital, Lengua Madre viajará a Barcelona con el mismo elenco, y luego a Berlín y otras ciudades, donde se iniciará un proceso idéntico para seleccionar otros actores y crear un nuevo texto.

«El contexto del país es muy importante para la obra», explica Arias.

La maternidad, en el centro

Los intérpretes de la obra serán Paloma Calle, Rubén Castro, Susana Cintado, Pedro Fuentes, Eva Higueras, Silvia Nanclares, Laura Ordás, Candela Sanz y Besha Wear. La experiencia ha sido «muy intensa» según Nanclares, conocida activista y escritora del libro Quién quiere ser madre, en el que aborda su propia experiencia en varios procesos de fertilidad.

La obra pone de relieve como la maternidad no es ese lugar «gozoso y de nubes» que impera como estereotipo, y también que es un lugar al que se llega desde lugares muy distintos y de manera muy diversa.

«No se puede hablar de la maternidad en singular», ha explicado Paloma Calle que tuvo dos hijas con el método ROPA (Recepción de Ovocitos de la Pareja) junto a su exmujer. La obra tratar de mostrar, sin juicio ni crítica, una representación de algunas de ellas.

Rubén Castro, un hombre trans que se quedó embarazado gracias a un proceso de fertilidad, se ha mostrado «superagradecido» por poder participar en la obra, especialmente porque lo que a él le faltó en su propio proceso fueron referentes.

Además de ser una ventana a «otras realidades», el proyecto quiere ir un paso más allá y poner en valor «el trabajo reproductivo» y de los cuidados, que fundamentalmente recae en mujeres, «sostiene el mundo», pero que no tiene «ningún tipo de reconocimiento» «ni económico ni social», señala Arias.

Lengua Madre se podrá ver desde el viernes 11 de marzo hasta el 10 de abril en Madrid.