derechos mujeres Perú

Grupos de mujeres participan en un plantón para pedir el aborto legal, seguro y gratuito, en Lima. EFE/ Paolo Aguilar

Los derechos de las mujeres en Perú sufren un retroceso legislativo

EFE | Lima - 22 julio, 2022

Perú esta sufriendo «retrocesos legislativos» en materia de los derechos de las mujeres, según ha expresado Amnistía Internacional (AI), una preocupación ante la que ha exhortado al Estado a rechazar tres iniciativas parlamentarias que, según ha alertado, «pueden recrudecer» las violencias contra las mujeres.

«Instamos a los poderes del Estado a ponerse del lado de las mujeres», ha sostenido la organización en un comunicado.

El retroceso de los derechos de las mujeres en Perú

AI ha mencionado un dictamen y dos proyectos de ley que avanzan «rápidamente» en el Congreso «de espaldas a la abundante evidencia que da cuenta de la violencia y discriminación estructural que enfrentan las mujeres» en el país andino, donde cada día se reportan 36 mujeres desaparecidas y 4 niñas menores de 15 años obligadas a ser madres.

El movimiento global ha mostrado su rechazo a una ley aprobada recientemente en el hemiciclo peruano que permite que grupos de padres y madres de familia puedan vetar el contenido de materiales educativos.

Esta norma, según AI, limita las funciones del Ministerio de Educación y pone en riesgo la implementación de la educación sexual integral, una «herramienta imprescindible para prevenir la violencia de género y avanzar hacia una educación basada en la igualdad«.

La organización también ha expresado su preocupación ante un proyecto de ley que, bajo una propuesta de protección del embarazo, pone «en grave riesgo el derecho a la salud de la mujer gestante» por no considerar situaciones que podrían configurar un grave daño a su salud e integridad física.

Rol meramente reproductivo

Este predictamen, ha agregado, desconoce el derecho de las mujeres a acceder a un aborto terapéutico y, por eso, su aprobación definitiva en la cámara «frenaría los avances para que las mujeres puedan ejercer su derecho a decidir sobre sus propios cuerpos».

Por último, AI también ha alertado de otra iniciativa legislativa que propone cambiar la denominación del actual Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) a Ministerio de la Familia y Poblaciones Vulnerables.

Esta propuesta, según la organización, «además de no reconocer las violencias estructurales que enfrentan las mujeres día a día en el país, las limita a un rol meramente reproductivo, lo cual contribuye a reforzar estereotipos de género y violencias».

«Ante este escenario, Amnistía Internacional demanda al Congreso de la República y al Ejecutivo no debilitar la institucionalizad del MIMP y desistir de iniciativas contrarias a las obligaciones internacionales del Estado peruano para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, establecidas mediante instrumentos internacionales como la Convención Belém do Pará», ha sentenciado la nota.