publicidad Gillete P&G

Capturas de pantalla de la web denunciada por Consumidores en Red.

Autocontrol de la Publicidad ve discriminatoria una campaña de Procter&Gamble

Patricia Crespo - 17 enero, 2019

Autocontrol de la Publicidad, el organismo independiente de autorregulación de la industria publicitaria en España, ha pedido a Procter&Gamble (P&G) España que rectifique una campaña de publicidad al considerarla discriminatoria para la mujer.

La resolución del organismo se produce a raíz de una denuncia de la Asociación de Consumidores en Red sobre una campaña publicitaria de la citada compañía al considerarla «discriminatoria contra las mujeres al presentarlas, de manera estereotipada, como las únicas encargadas de la compra de productos de higiene personal (sin embargo, mixtos en su mayoría) o de productos de limpieza».

En la campaña, difundida a través de una página web (www.proximaati.com), se excluye a los hombres «de la realización de las tareas relacionadas con estos productos», según la asociación.

La publicidad denunciada viene además expresada exclusivamente en femenino, con frases como: “Hemos notado que cada vez más usuarias accedéis a la web a través del móvil, por eso en la nueva hemos querido adaptarnos mejor al diseño mobile” o “Disfrutaremos todas juntas con el detergente en cápsulas Ariel 3en1 PODS”.

La web, según argumentaba la asociación, tenía además una sección denominada «Club de Embajadoras», para probar productos de las marcas de Procter&Gamble. La Asociación de Consumidores en Red consideraba que, a pesar de afectar a productos de uso mixto y no exclusivamente femenino (marcas Ariel, Dodot o Lenor que son usadas también por los hombres), se dirigen únicamente a las mujeres.

Tareas de limpieza solo para mujeres

Por último, se denunciaba que las imágenes que, sistemáticamente, acompañaban a la página web para la promoción de sus productos de limpieza e higiene del hogar eran exclusivamente de
mujeres. De esta forma, «se trasmite el mensaje de que las tareas de limpieza son desarrolladas únicamente por las mujeres».

La resolución de Autocontrol no sólo obliga a la marca a rectificar su publicidad, sino también a imponer a la compañía el pago de los costes del procedimiento, al considerarla contraria a la norma 10 del Código de Conducta Publicitara. Dicha norma establece que la publicidad no sugerirá circunstancias de discriminación y que, en particular, se evitarán aquellos anuncios que puedan resultar vejatorios o discriminatorios para la mujer.

Según ha informado la Asociación Consumidores en Red, la resolución de Autocontrol no ha sido recurrida por P&G. Además, según ha comprobado la organización, la publicidad ya ha sido modificada.

La campaña de Gillette contra el machismo

La noticia se conoce la misma semana en que una de las marcas de la compañía, Gillette, lanzaba a nivel mundial un vídeo contra las actitudes machistas en los hombres. Pocas horas después la marca era criticada en redes por su llamada a la acción para detener «las excusas» sobre malos comportamientos masculinos en relación al «bullying», el acoso a las mujeres o la violencia.

A pesar de quienes se han sentido ofendidos -algunos han colgado fotos con sus maquinillas de afeitar de Gillette en la basura y han asegurado que no volverán a comprar sus productos-, la campaña ha sido mayoritariamente aplaudida, con más de medio millón de «me gusta» en Twitter.