Bolivia maltratadores

El presidente de Bolivia, Luis Arce, junto a la ministra de la presidencia María Nela Prada (i), recibe de manos de la dirigente campesina Flora Aguilar (d), el Anteproyecto de Ley "Ley para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia" durante un acto en la Casa Grande del Pueblo, en La Paz (Bolivia). EFE/ Martín Alipaz

Bolivia reeducará a hombres procesados por violencia machista

EFE | Bolivia - 4 agosto, 2022

La Defensoría del Pueblo de Bolivia y la privada Fundación Voces Libres han presentado un protocolo para rehabilitar y reeducar mediante terapia a los hombres procesados por violencia machista.

El «Modelo de Intervención Psicoterapéutica para la Reeducación de los hombres que ejercen violencia» se ha presentado en Sucre, capital constitucional de Bolivia y sede del órgano judicial, en un acto en el que participaron representantes de ese poder, de la Defensoría, la fundación y organismos como ONU Mujeres.

El documento ha sido gestionado por la Defensoría del Pueblo en coordinación con Voces Libres, que tiene en marcha desde hace un quinquenio un programa para rehabilitar a hombres que ejercen violencia.

El modelo será un aporte para que, junto a «los hombres que ejercen violencia en determinados casos», se pueda erradicar esta problemática, ha manifestado la defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz.

Los objetivos centrales son generar condiciones para cumplir con el artículo 31 de la ley 348 contra la violencia machista que rige en el país desde 2013 y que establece que los agresores deben recibir rehabilitación, ha indicado Cruz.

También se busca que quienes ingresen al programa tomen conciencia de sus actos violentos, que comprendan la gravedad de los mismos y se pueda generar en ellos un «cambio efectivo y duradero», mediante tratamientos psicoterapéuticos grupales o individuales.

Las bases

Cruz ha mencionado que en el primer semestre del año hubo 24.918 denuncias enmarcadas en la ley 348, de las que el 77,8 % son casos de violencia intrafamiliar.

Esta cifra supone, además, un aumento de 12 % respecto al mismo periodo de 2021, algo que «debe ser considerado, pues vemos que el ciclo de la violencia sigue subiendo en el país y va alimentando las cifras de feminicidios», ha indicado.

«Hemos visto con preocupación que las medidas estatales pareciera que no llegan hacia el diario vivir de las mujeres» en cuanto a las medidas de protección, prevención o atención de estos sucesos, ha lamentado Cruz.

La funcionaria recordó que el año pasado la Defensoría del Pueblo presentó el informe «Es con ellos», que investiga si se está cumpliendo o no lo señalado por la ley en cuanto a los procesos de reeducación y resocialización de los hombres que ejercen violencia.

El informe constató, entre otros, que las instituciones estatales competentes no están desarrollando «acciones efectivas» para que estos hombres ingresen en procesos de educación, como señala la ley.

Ante esto, la Defensoría ha decidido «aportar» con el documento trabajado junto a Voces Libres para que los gobiernos subnacionales «adopten lineamientos y parámetros para el desarrollo de la intervención psicoterapéutica de los hombres que ejercen violencia».

La jefa de la Oficina de ONU Mujeres en Bolivia, Nidya Pesántez, ha valorado que el documento cumple con los estándares nacionales e internacionales de prevención contra la violencia y que si se asume como una acción preventiva, contribuirá a la aplicación efectiva de la ley 348 que reclaman los colectivos de mujeres desde hace años.

También ha aclarado que la intervención psicoterapéutica «no sustituye» las sanciones establecidas en la norma, sino que las complementa y busca aportar a la prevención de los delitos y que los hombres infractores tengan «una nueva comprensión de las relaciones» con las mujeres.

Proyecto ilusionante

El documento presentado tiene su base en el proyecto Hombres de Paz que ejecuta desde hace cinco años Voces Libres y que hasta el momento ha rehabilitado a más de 3.000 hombres, sostuvo la coordinadora nacional de la fundación, Mercedes Cortez.

La abogada ha indicado que el año pasado se firmó un convenio con la Defensoría «y el resultado es la adopción de este modelo» gestado en un recorrido de 12 años en los que la fundación ha asistido a mujeres víctimas de violencia.

La fundación «ha llegado a entender que la cárcel de por sí no rehabilita», sino que «muchas veces los hombres no comprenden esta lógica de por qué están privados de su libertad o por qué están siendo procesados», ha afirmado.

En prisión, los agresores «acumulan odio y salen doblemente enojados a tomar venganza, a completar lo que no hicieron o a repetir estos patrones con sus nuevas parejas cuando hay una separación», ha alertado.

Según Cortez, el modelo de rehabilitación de Hombres de Paz consiste en seis meses de terapia psicológica clínica, pero también una terapia «de liberación emocional que pretende enseñar a los varones a perdonar, a perdonarse, a soltar, a romper cadenas, a romper patrones y a dejar de repetir aquello» esa «cultura machista» heredada.

Actualmente Voces Libres ejecuta su proyecto en cárceles de las regiones de Cochabamba, La Paz y Potosí.