políticas inclusivas empresas femeninas

Políticas inclusivas, claves para fomentar crecimiento de empresas femeninas.

Políticas inclusivas, claves para fomentar el crecimiento de las empresas femeninas

EFE | Santiago de Chile - 28 marzo, 2022

El reto de las mujeres para lograr la internacionalización de sus empresas en toda América Latina fue el hilo conductor del último EFE Fórum digital, titulado «El reto de las mujeres exportadoras de América Latina», que se celebró el pasado 16 de marzo con un amplio y variado grupo de expertos.

En concreto, las conclusiones se centraron en la capacidad de las mujeres empresarias para adaptarse a los nuevos desafíos y la necesidad de promover políticas que incluyan cláusulas específicas relacionadas con la equidad de género en los acuerdos comerciales.

El foro ha contado con la participación de Alicia Frohmann, consultora senior de la Comisión Económica para América latina y El Caribe (Cepal), María Luisa Boyce, vicepresidenta de Asuntos Públicos Globales de UPS y Eric Parrado, economista jefe y gerente general del Banco Iberoamericano de Desarrollo (BID).

El impacto de la pandemia

Este último quiso resaltar que a los problemas ya consabidos de desigualdad y cultura del patriarcado, en los últimos años se ha sumado la pandemia por la covid-19, que ha tenido igualmente un efecto pernicioso en las opciones de las mujeres para ganar más espacio en un terreno, el del comercio internacional, en el que tienen mucho que aportar.

«La pandemia ha tenido un impacto sin precedentes en América Latina y el Caribe, que ha sido mayor que en cualquier otra región del mundo, y no solo ha puesto de manifiesto las brechas existentes entre hombres y mujeres sino que las ha exacerbado», ha señalado Parrado, quien puso el acento en la formación como uno de los vectores para suturar esa herida.

“Por eso a través del BID, en nuestra visión 2025 hemos priorizado el crecimiento y la internacionalización de las pymes dirigidas por mujeres y de propiedad femenina para empoderarlas económicamente y porque creemos firmemente que es el motor de crecimiento económico y de recuperación en tiempos de postpandemia”, ha subrayado el experto.

Al hilo de este argumento, dio algunas claves que en su opinión permitirían un mayor protagonismo femenino como «incluir cláusulas específicas relacionadas con la equidad de género en acuerdos comerciales -como de no discriminación e igualdad de remuneraciones– y buscar activamente el acceso a mercados para los productos producidos y consumidos por mujeres».

Pero sobre todo «proveer asistencia técnica a las mujeres que puedan y/o quieran exportar, incluyendo programas públicos con enfoque de género. Garantizar que los servicios des promoción del comercio lleguen a las mujeres exportadoras y atiendan sus necesidades y asegurar que las redes profesionales y empresariales incluyan mujeres».

En la misma línea se ha pronunciado Boyce, quien además de la necesidad de formación específica, destacó la ilusión y el espíritu innovador de las mujeres.

«Algo que he aprendido en este programa ya en los últimos cinco años casi es que las mujeres emprendedoras son innovadoras, tienen un montón de espíritu y es algo increíble para poder invertir y trabajar con ellas», ha señalado.

“Nuestro programa se enfoca en tres áreas: uno, como les damos entrenamiento sin ningún costo a las mujeres emprendedoras porque algo que voto es que necesitaban tener un poco más de entrenamiento formal, en cómo exportar, qué es el comercio electrónico, ciertas cosas que de otra forma no tienen acceso», ha explicado la representante de UPS.

Además «trabajamos con varias entidades para hacer un estudio para ver específicamente que falta de conocimientos existían para enfocarnos en esos temas», ha destacado.

Las empresas de mujeres, más flexibles

La apuesta por la innovación, además de la flexibilidad de las empresas dirigidas por mujeres, han sido también las características destacadas por Frohmann, analista y experta con gran predicamento en el sector y amplia trayectoria.

Al inicio de su intervención, Frohmaan ha advertido que «el comercio internacional tiene efectos distributivos que varían entre hombres y mujeres. Algunos, para las mujeres trabajadoras, son bastante claros», pero que frente a ello es destacable «la flexibilidad que tienen las empresas de mujeres, que en general son PYMES, para adaptarse a nuevas situaciones».

«No compiten en general por volumen, precio, productividad, pero saben aprovechar muy bien los nichos de mercado, saben aprovechar bien canales de comercialización alternativos», ha asegurado,

Asimismo, ha querido resaltar «la innovación importadora, que no solo tiene que ver con incluir más equipos o tecnología, sino con formas de innovación necesaria para competir en los mercados internacionales a través de «la digitalización de las empresas, el marketing electrónico, y muy importante también los pagos y el financiamiento electrónico para complementar estas otras etapas de digitalización de la empresa».

El evento ha contado con el apoyo de la empresa UPS y pudo seguirse tanto a través de la página oficial de la Agencia EFE como en plataformas y redes sociales.