Varias mujeres participan en una concentración por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en la céntrica plaza de Sol, Madrid. EFE/Fernando Alvarado

Perfil de la mujer asesinada por violencia machista: madre, 44 años y convive con su agresor

Noelia López Bordetas | Madrid - 4 marzo, 2021

El perfil medio de la mujer asesinada por violencia machista es el de una madre, de 44 años, que mantiene una relación afectiva y convive con su agresor. En 2019 un total de 56 mujeres fueron asesinadas a manos de su pareja o expareja, y la violencia de género se cobró además la vida de tres menores y dejó huérfanos a 47.

El estudio de las víctimas, realizado por el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), muestra que doce de las 56 víctimas mortales (el 21,4 %) habían presentado denuncias previas contra su agresor, aunque seis mantenían la convivencia.

En cuatro casos había órdenes de alejamiento en vigor, pero el agresor la vulneró. En uno de ellos, víctima y asesino convivían.

De los expedientes judiciales se desprende que en el 64 % de los casos la víctima convivía con su agresor en el momento del crimen.

En el 39 % de los casos el agresor era el marido de la víctima y en el 43 % mantenían otra relación afectiva. En el 16 % de los casos el feminicidio ocurrió en momentos de crisis de la pareja, porcentaje que aumenta y pone de manifiesto, según el CGPJ, que esta circunstancia incrementa el riesgo.

El 41 % de las víctimas eran extranjeras, fundamentalmente europeas o latinoamericanas, y la gran mayoría (78,6 %), madres.

El perfil del agresor

El agresor era el padre biológico del 68 % de los menores que quedaron huérfanos.

Los tres niños asesinados murieron a manos de sus padres biológicos, y había denuncias previas de la madre. Dos de los hombres se suicidaron tras el crimen.

El perfil del asesino es el de un varón de 48 años y español (el 60,7 %).

Casi la mitad fueron detenidos tras cometer el delito, en un 14,3 % de los casos se entregaron y en un 30,4 % se suicidaron. Cuando además de a la mujer se mata a un niño, el porcentaje de suicidios suele rondar el 50 %, destaca el Observatorio.

El informe analiza también el lugar, el momento y los métodos del crimen y muestra que en el 70 % de los casos el feminicidio tuvo lugar dentro o en las zonas exteriores del domicilio compartido.

La mayoría de los agresores usó un arma blanca y el 16 % recurrió a un arma de fuego; la mayoría de estos últimos se suicidó después.

Julio (con el 17,9 %) y el domingo (con el 19,6 %) fueron el mes y el día de la semana que concentraron un mayor número de feminicidios, confirmando una tendencia que se viene manteniendo constante desde 2003, destaca el Observatorio.

Casos con denuncia previa

Del análisis de los doce casos con denuncia previa se desprende que en la mayoría de ellos fue la propia mujer la que denunció ante las fuerzas y cuerpos de seguridad, fundamentalmente agresiones físicas, desde empujones a intentos de asfixia.

De los 16 de los procedimientos analizados (varias víctimas presentaron más de una denuncia), solo en diez se realizó evaluación de riesgo: cuatro fueron considerados de «riesgo medio», dos de «bajo» y en cuatro no se apreció.

En todos los casos menos en uno se concedieron las medidas de protección solicitadas, fundamentalmente la orden de alejamiento.

Las víctimas ratificaron el contenido de la denuncia en el 58 % de los procedimientos y en cuatro casos se acogieron a la dispensa del deber legal de declarar.

Así, siete de los procedimientos fueron sobreseídos, en seis casos se celebró juicio oral y se dictaron cinco condenas. Tres procesos no llegaron a finalizar porque el agresor acabó matando a la mujer.

Violencia doméstica íntima

En el ámbito de la violencia doméstica íntima, que incluye las muertes violentas de hombres causados por su pareja o expareja y la violencia intragénero, durante 2019 fueron asesinadas 9 personas, todas ellas hombres a manos de mujeres.

Este tipo de violencia «merece una imprescindible atención y la activación de todos los mecanismos de protección de nuestro Estado de Derecho», subraya el Observatorio.

Destaca este organismo que, además de la diferencia cuantitativa (56 mujeres muertas y 9 hombres) hay también diferencias cualitativas: tres de los nueve varones maltrataban a su agresora y en ocho de los casos la pareja convivía.

En el periodo 2009-2019, el promedio de víctimas mortales de la violencia doméstica íntima es de 7,6 casos al año.