periodismo perspectiva género

El cartel del foro 'Prensa y Mujer' organizado por el PNUD Bolivia y la Agencia EFE.

‘Prensa y mujer’ concluye con pautas para hacer periodismo con perspectiva de género

Cristina Bazán | Guayaquil - 27 mayo, 2021

Tras dos días de escuchar a profesionales de la comunicación de Bolivia y España, el EFE Fórum ‘Prensa y Mujer’ ha concluido este 27 de mayo con una mentoría en la que tres periodistas han dado pautas para hacer periodismo con perspectiva de género.

En el foro, organizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Bolivia y la Agencia EFE, se ha analizado la situación del periodismo con enfoque de género en los medios.

En esta última jornada, la directora de Efeminista, Macarena Baena; la delegada de EFE en Bolivia, Laura Núñez; y la directora la plataforma digital Guardiana, Amparo Canedo, han dado consejos sobre cómo hacer un periodismo no sexista y sobre el tratamiento de la información diaria o de crímenes machistas.

«El periodismo de género es la única manera de hacer un periodismo honesto y objetivo. Lo demás no es periodismo, es información sesgada porque excluye a la mitad de la población«, ha reiterado Baena al inicio de la jornada final.

Pautas para un periodismo con perspectiva de género

Entre las recomendaciones que las periodistas han dado es que, durante la cobertura periodística de un crimen machista, nunca se busque o incluya a fuentes vecinales o a voces del entorno del maltratador.

«Además hay que agregar datos y recursos que le permitan saber a otras víctimas a dónde o a quién pueden acudir. La violencia de género tiene salida y hay que mostrarlo», ha mencionado la directora de Efeminista.

Amparo Canedo ha agregado que es necesario que en las informaciones sobre feminicidios se incluya si la mujer sufrió violencia o si el agresor tiene antecedentes. «Para que el lector vea que no es asesinada porque el hombre tomó unos tragos, sino porque está en un círculo de violencia», ha mencionado.

Laura Núñez ha sostenido que América Latina es una de las regiones con el mayor número de feminicidios. Según Naciones Unidas, 14 de los 25 países con la mayor tasa de feminicidios están en esta parte del continente.

Además, Núñez ha recalcado que el enfoque de género «no quiere decir que se hable solo de mujeres, sino que se hable de toda la sociedad». «Jamás hay que hablar de crimen pasional», ha indicado.

El tratamiento de la información en Bolivia

Un día antes, July Rojas, editora del Diario Los Tiempos; Maggy Talavera, directora de Semanario UNO; Carla Rivera, gerente general de Bolivia TV y Macarena Baena, directora de Efeminista, han abordado la situación de los medios en Bolivia y las políticas de género.

En esa jornada, las ponentes han hablado sobre los avances de los medios bolivianos en materia de género, pero también de las múltiples deudas que existen.

«Existe el interés de los y las periodistas de seguir participando en cursos de especialización sobre tratamiento igualitario y visibilización de la violencia, pero sin revictimizar. Sin embargo, hace falta coordinación entre los medios para trabajar en manuales conjuntos», ha dicho Rojas.

Maggy Talavera ha asegurado que una de las cosas que hay que cambiar en los medios de Bolivia es el lenguaje, la forma en la que se abordan las noticias en las que hay mujeres involucradas. «Sigo discutiendo con colegas temas que discutía hace 25 años».

Mientras que Carla Rivera, de Bolivia TV, ha destacado que en el medio que dirige se ha definido que las coberturas periodísticas deben ser trabajadas y difundidas «cuando tienen enfoque transversal y rompen con las divisiones asociadas a lo masculino y femenino».

Macarena Baena ha hecho énfasis en que las redes sociales son un canal para acercar la información con perspectiva de género a los más jóvenes. «Desde Efeminista apostamos por un feminismo didáctico, desde la pedagogía».

«Creo que hay que abrir el debate de la necesidad de llegar nosotros a la gente joven y no pretender que sea la gente joven la que llegue a nosotros», ha asegurado.