Orgullo

EFE/Luca Piergiovanni

El Orgullo más político busca reconquistar Colón

Violeta Molina Gallardo | EFE Madrid - 24 junio, 2021

Madrid vuelve a acoger el Orgullo LGTBI después de la pandemia con una edición “más política y reivindicativa” que nunca, que concluirá a modo de denuncia en la Plaza de Colón, lugar donde los organizadores quieren remarcar su oposición «a los discursos de odio» y sustituir “la foto de Colón” de los últimos meses por la suya.

«Será un orgullo reivindicativo, político, donde volveremos a celebrar orgullosos nuestras conquistas, volveremos a reclamar nuestros derechos y donde nos seguiremos defendiendo. (…) Ocuparemos el espacio de la Plaza de Colón, de la ultraderecha, donde proliferan discursos odio contra el colectivo LGTBI, las mujeres o los migrantes, en esa plaza donde se juntan los cómplices del odio«.

Así se ha manifestado la presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (Felgtb), Uge Sangil, durante la presentación del Orgullo de Madrid, MADO 2021.

Las actividades del Orgullo tendrán lugar entre el 25 de junio y el 4 de julio, pero el acto central será la manifestación del sábado 3 de julio, cuyo recorrido partirá de la Glorieta de Carlos V y culminará en Colón, donde se leerá un manifiesto.

Un Orgullo menos festivo y más político

Tras un 2020 en que las reivindicaciones se limitaron al ámbito digital por la pandemia de covid-19, este año el Orgullo recupera la calle, aunque aún no habrá conciertos ni eventos en la vía pública más allá de la marcha.

Una marcha sin carrozas ni escenarios, con mascarilla y distancia de seguridad, menos festiva y más política para reivindicar los derechos de las personas trans tras las difíciles negociaciones en el seno del Gobierno para elaborar una ley que por fin llegará a Consejo de Ministros a finales de mes.

También para decir alto que los derechos del colectivo no son moneda de cambio para los políticos, para denunciar los discursos de odio, el pin parental y las amenazas de retroceder en las legislaciones LGTBI y para visibilizar el 40 aniversario del primer caso de sida.

La Ley Trans, centro del Orgullo

«Este año saldremos a las calles después de un año de parón, de un año donde la pandemia se ha cebado también con el colectivo de lesbianas, gais trans y bisexuales. Saldremos a la calle orgullosos, enseñando nuestras plumas, enseñando nuestros cuerpos y enseñando nuestra libertad.

La pancarta de cabecera, en la que irán activistas y personas del tercer sector pero no políticos, tendrá como lema «Los derechos humanos no se negocian, se legislan-: ley integral trans ya». En una segunda pancarta se leerá «ni un paso atrás» como condena a los discursos de odio y a la acción de la ultraderecha y en una tercera se recordará a las personas enfermas de VIH.

«Vamos a salir a la calle a poner la bandera del arcoíris porque va de derechos humanos, de vida, de sufrimiento, y cuando se ponen en tela de juicio nuestros derechos no vamos a dar ni un paso atrás«, ha destacado el coordinador de MADO, Juan Carlos Alonso.

Sin bandera arcoíris en el Ayuntamiento

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, reconoce que con el avance en derechos LGTBI hay quien ha caído en el error de pensar que eran conquistas perennes y consolidadas y no podían verse amenazadas, pero asegura que «no son monedas de cambio» y que Madrid «no puede ni debe dar ni un paso atrás».

«Libertad es que ningún colectivo sienta amenazados sus derechos. (…) Este Orgullo es especialmente importante, ningún derecho lo podemos dar por hecho, tenemos que seguir peleándolos todos los días», dice Villacís, que afirma que «todo el mundo en esta ciudad va a seguir amando a quin quiere, mal que le pesen a algunos la diferencia, los derechos humanos y que ciertas personas existan». «Orgullo, en Madrid tenéis vuestra ciudad para siempre», añade la líder regional de Ciudadanos.

La presidenta del Colectivo LGTBI de Madrid (Cogam), Carmen García de Merlo, lamenta que la decisión del Ayuntamiento de Madrid de no exhibir la bandera del arcoíris es «un error» porque se trata de «un símbolo de libertad» y supone «un guiño a la ultraderecha».

La Plexy, pregonera

En este 2021 no habrá conciertos ni actos en la vía pública con motivo del Orgullo, pero sí actividades culturales y educativas en espacios cerrados y con control de aforo y talleres en línea.

La pregonera de este Orgullo será la Plexy, que homenajeará al mundo drag, y en esta ocasión los Premios MADO reconocerán la labor de organizaciones e instituciones que han luchado contra el sida: Cesida, Plan nacional sida, ONU sida, la Clínica Legal de la Universidad de Alcalá de Henares, la sanidad pública, la clínica Sandoval y María José Fuster, primera mujer visible con VIH.