niñas sexualizadas

Uno de los anuncios sexistas denunciados ante el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, del Instituto de la Mujer. Anuncio de 2020 You&Me-Milk Magazine Revista.

Las niñas son sexualizadas en el 8,5 % de los anuncios que protagonizan

EFE | Madrid - 14 octubre, 2020

En el 8,5 % de los anuncios protagonizados por niñas éstas son sexualizadas, según ha denunciado el Instituto de la Mujer, que reclama al sector de la publicidad que ponga fin a esta «cosificación» de las menores que «puede contribuir a favorecer los abusos».

En un comunicado con motivo del Día Internacional de la Niña que se celebró el día 11 de octubre, el Observatorio de la Imagen de las Mujeres ha señalado que tras un estudio sobre publicidad de juguetes han comprobado que existen numerosas campañas en las que las menores son sexualizadas.

Este organismo dependiente del Instituto de la Mujer ha llevado a cabo una revisión de las quejas recibidas en los últimos diez años por campañas que sexualizan a las niñas y ha destacado que entre 2010 y 2020 han recibido 140 quejas por campañas de 59 anunciantes.

Estos datos «ponen de manifiesto que la cosificación y sexualización de las niñas es una práctica constante, aunque no presente altos índices de frecuencia».

En 8,5 % de los anuncios protagonizados por niñas son sexualizadas

Según este estudio, cuyos resultados serán publicados en los próximos días, en los anuncios protagonizados por niñas éstas son sexualizadas en el 8,5 % de los casos, y se trata tanto de publicidad para menores como para adultos, con especial incidencia en publicidad de ropa y moda.

El Instituto de la Mujer recuerda que la sexualización temprana es una forma de violencia contra las niñas que se está «normalizando» y que mercantilizar y sexualizar los cuerpos infantiles «puede contribuir a favorecer los abusos a menores».

Por eso, ha reclamado al sector publicitario que acabe con estas prácticas, que también atentan contra los derechos de las niñas y ha pedido a los medios de comunicación y resto de soportes publicitarios «que no sean cómplices» y rechacen la inserción de esta modalidad de anuncios.