Mobile

Operarios y participantes del Mobile World Congress 2019 ultiman los preparativos finales del Congreso. EFE/Enric Fontcuberta

Mujer y tecnología, la ecuación por resolver del Mobile

María Jesús Ezquerro | EFE - 24 febrero, 2019

El ecosistema tecnológico es uno de los que cuenta con mayor infrarrepresentación de la mujer, por lo que destaca que el principal evento mundial sobre telefonía móvil vaya a tener este 2019 un 30 % de mujeres entre los asistentes -que se espera superen los 107.000-, un porcentaje que, sin embargo, está lejos aún de la paridad.

El Mobile World Congress (MWC) se ha sumado a la ofensiva para romper el techo de cristal de la mujer y celebrará este año su edición más femenina, aunque todavía sin la igualdad a la que aspiran sus organizadores.

En 2018, el 24 % de los visitantes fueron mujeres y en 2015, este porcentaje se situó en el 18 %, según datos facilitados por GSMA, la patronal mundial del sector de la telefonía móvil que organiza el MWC.

Un 50% de presencia femenina, el reto del Mobile

La asociación se ha marcado como objetivo alcanzar el 50 % de presencia femenina en un futuro que no se ha atrevido aún a poner fecha.

El paso adelante dado por el Mobile se produce en un contexto no exento de sombras, ya que en esta feria, como en muchas otras, la imagen de la mujer continúa asociada mayoritariamente a perfiles como las azafatas que atienden a los visitantes en los estands de las firmas y marcas, realizando tareas auxiliares.

Mujeres conferenciantes

Otro termómetro que permite conocer la situación de la mujer en el MWC19, que se celebra del 25 al 28 de febrero, es su participación como conferenciantes.

Así, entre las 34 personalidades elegidas para abrir las conferencias más destacadas (keynotes speakers), sólo 11 son mujeres.

Entre ellas, destacan la comisionada para Infraestructura y Energía de la AUC (African Unión Commission), Amani Abouzeid; la comsionada para la Sociedad y la Economía Digital de la UE, Mariya Gabriel; y las CEO (consejero delegada) de HTC, Cher Wang; Sparrho, Vivian Chan; Singtel, Chua Sock Koong; Vimeo, Anjali Sud; UtterBerry, Heba Bevan; y la fundadora de iamtheCODE, Mariem Jamme, entre otras.

En declaraciones a Efe, Mónica Villas, exejecutiva de tecnologías de la multinacional IBM, asegura que en los últimos años ha notado una mayor presencia femenina en congresos como el MWC, sobre todo como conferenciantes.

«Yo creo que está calando el mensaje de diversidad cuando cada vez se ven más CEO (consejeros delegados) mujeres. Creo que estamos en el camino, pero nos sigue faltando velocidad», destaca la directiva.

Women4Tech

La presencia de la mujer es más visible en certámenes que se sitúan bajo el paraguas del Mobile como el 4YFN, dedicado a las empresas emergentes, y en el YOMO, un evento sobre ciencia y tecnología que reunirá a unos 22.000 estudiantes y educadores de Cataluña y el resto de España, mayoritariamente.

Con el objetivo de impulsar el talento femenino en el ámbito tecnológico, el MWC lanza también por tercer año consecutivo el espacio Women4Tech -mujeres para la tecnología-, que pone el foco en el valor de la diversidad y en la aportación de las mujeres para mejorar las organizaciones.

Premiar la retención del talento femenino

El foro incluye una cumbre de mujeres que desarrollan su profesión en el ámbito tecnológico y sesiones de ‘networking’ y ‘coaching’, así como la entrega de los premios Glomo, que reconocen las iniciativas que fomentan la captación y la retención del talento femenino en la industria del móvil y la tecnológica.

En el seno del 4YFN, el certamen dedicado a las ‘startups’, también se analizará la aportación de la mujer a través de diversas actividades.

Mónica Villas, que ha trabajado en IBM durante 24 años, destaca que la falta de tiempo para hacer ‘network’ y para salir de su «ya ocupado día a día» dificulta la presencia femenina en los congresos.

Dar charlas o conferencias, señala la ejecutiva, debería considerarse «parte del trabajo». Habría que tener en cuenta, además, que es una actividad que «ayuda a la empresa, a nosotras mismas y a otras mujeres, porque ven referentes».