Marta Sanz Latinoamérica

La escritora española Marta Sanz en una entrevista con EFE. EFE/Macarena Soto

Marta Sanz: Los libros con estilo más intrépido se escriben en Latinoamérica

Macarena Soto | Madrid - 4 octubre, 2022

La escritora española Marta Sanz (Madrid, 1967) cree que los autores españoles prestan cada vez más atención a la literatura de Latinoamérica y asegura que los libros «estilísticamente más intrépidos» escritos en nuestra lengua son los que se salen de aquella región.

En una entrevista con EFE por su participación en el festival Centroamérica Cuenta que alcanzó este año su novena edición, la autora valora este encuentro que durante esta semana reunió a más de 20 escritores iberoamericanos buscando «un punto de encuentro» entre ambos lados del Atlántico.

El festival «subraya las mejores maneras de establecer un diálogo o una conversación -entre la literatura española y la latinoamericana- que desde el punto de vista artístico siempre ha sido muy fructífera», considera.

Sanz, novelista y ensayista conocida por obras como «Animales domésticos», «Un buen detective no se casa jamás» o «Pequeñas mujeres rojas», recuerda cuando comenzó a estudiar literatura latinoamericana en la universidad.

«Empiezas con las Crónicas de Indias y hay un periodo en el que toda la literatura del otro lado del Atlántico parece que va a rebufo de lo que sucede con la española, pero hay un punto que coincide con las vanguardias históricas que cambia totalmente», analiza.

Un punto que llega con la aparición de figuras como Rubén Darío o César Vallejo, según opina, y en el que «en Latinoamérica se pega una gran pasada a la literatura hecha en España».

«A partir de ahí ha sido un intercambio permanente donde parece que los libros estilísticamente más intrépidos se escriben en Latinoamérica», resume.

Marta Sanz sobre la literatura de Latinoamérica

Durante el festival Centroamérica Cuenta, Sanz compartió mesa de debate con el escritor guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, junto a quien analizó «el origen» como punto de partida para la escritura.

Para Sanz este tipo de encuentros son una oportunidad más para poder estar al día de la literatura que se da en América Latina, un material que prefiere tratar por países y no como un todo regional.

«Me parece muy empobrecedor hablar de Latinoamérica, son muchos países, tradiciones, referencias, puntos de origen distintos más allá de la lengua española, no tiene nada que ver la historia y la cultura mexicana con la chilena o la argentina», incide.

A su juicio, lo que sí comparten estos países es que son «enormemente plurales»: «en esa riqueza y variedad reside el enorme interés que tiene ahora para los que escribimos en España mirar hacia el otro lado».

Y es que a pesar de la creencia de que en España no se lee a los escritores latinoamericanos, Sanz considera que «hay un grupo de recepción» y que gracias al Boom Latinoamericano, protagonizado por escritores como el colombiano Gabriel García Marquez o el peruano Mario Vargas Llosa, el público español está familiarizado con esas letras.

«Estamos sin duda muy pendiente de lo que se publica, dentro de nuestras posibilidades, para el público general es una literatura prestigiosa y para quienes estamos más especializados, estamos muy fascinados con las escritoras mexicanas, chilenas o argentinas», comparte.

Una nueva generación de escritoras

Para la española, esta nueva generación de jóvenes escritoras latinoamericanas «están escribiendo con la lengua de las demonias».

«Se están construyendo contra todo el autoritarismo del canon, contra todo lo que tiene que ver con la violencia de la colonización, de género, cultural, la homogeneización del discurso que está marcado por el poder y el dinero, eso les lleva a construir sus libros con un estilo muy potente desde el punto de vista poético», expresa.

Un aspecto importante para Sanz, el de ser consciente de la realidad y escribir acompañada por el signo de los tiempos que a cada uno le ha tocado vivir.

«El hecho de que seas una escritora o un fotógrafo o un actor no te desacredita ni desautoriza como ciudadano para expresar tu opinión, parece que las artes son un espacio reservado para cierta tranquilidad que tiene que ver con el ocio y el entretenimiento, esa visión es completamente mercantil e intencionadamente política», opina.

Y es que para ella «el rodillo del mercado unifica todos los estilos». «Todos los libros son el mismo, nada se hace para incomodar sino para descansar y de alguna manera para que nos reafirmen en lo que ya sabemos, a mí me parece estupendo que las personas que tienen un altavoz público lo usen de una manera responsable», zanja.