Madrid orgullo odio

Manifestación del Orgullo 2022

Madrid desborda Orgullo y clama contra el odio

EFE | Madrid - 10 julio, 2022

Millares de personas -más de un millón, según los organizadores, han advertido de que no permitirán que los delitos de odio se ceben contra el colectivo LGTBIQ+ y los vulnerables en la manifestación del Orgullo 2022, que ha vuelto a teñir de arcoiris las calles de Madrid, tras dos años de pandemia, para reclamar también la aprobación de la ley trans.

«Frente al odio: visibilidad, orgullo y resiliencia» ha sido el lema elegido por los organizadores -la Federación Estatal FELGTB y la asociación madrileña COGAM-, para insistir en que nadie les va arrebatar los derechos adquiridos.

Así lo ha dicho Uge Sangil, la presidenta de la FELGTB, quien desde la cabecera de la marcha aseguraba que esos derechos están en peligro en muchas comunidades e insistía en que el colectivo se va a hacer respetar.

A su lado, Jordi Petit, activista histórico catalán recordaba como hace 45 años el Orgullo en Barcelona «era disuelto a palos por los grises» y resaltaba el largo camino recorrido por el colectivo: «en 1977 no imaginábamos que íbamos a llegar tan lejos».

Contra los delitos de odio, ni un paso atrás

«Ni un paso atrás», «El machismo también mata gais» o «Orgullo sin prejuicio» han sido algunos de los lemas coreados en la marcha que recorrió Madrid, en la que también se ha reclamado un pacto social contra los delitos de odio.

En este sentido, el responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska, -uno de los 4 ministros que han secundado la manifestación-, ha dicho que «a la derecha y a la extrema derecha les gustan más las políticas de retroceso» en lo que se refiere a los derechos del colectivo LGTBI+.

Ha subrayado que esos sectores ideológicos «ponen en tela de juicio los avances» conseguidos en España en favor de los derechos del colectivo y ha remarcado la necesidad de «seguir avanzando» en su consolidación y en que estén plenamente garantizados.

Marlaska ha recordado algunos logros de Gobiernos del PSOE, como el matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y el impulso a la futura ley trans.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aprobación definitiva de la ley trans

Una gran bandera del colectivo trans ha encabezado también la manifestación para reclamar la aprobación de esta normativa, que la ministra de Igualdad, Irene Montero, querría que estuviera aprobada antes de fin de año.

«Vamos a estar a la altura para que todas las personas LGTBI puedan ir a su trabajo, pasear de la mano, ser quienes son sin culpas y sin miedo», ha subrayado Montero, antes de que comenzara la manifestación, en la que, ha dicho, también se reconoce «a las que ya no están, las que han sido encarceladas, perseguidas o humilladas».

Manifiesto contra el odio

Activistas LGTBI han puesto voz en la madrileña Plaza de Colón el manifiesto que cerraba la manifestación, en el que el colectivo ha advertido de que parará «el odio que ya está aquí» dirigido contra los grupos vulnerables y que «pretende envenenar a toda la sociedad» y seguirá luchando por la libertad y la igualdad.

«Gritan ya desde las instituciones terribles discursos de odio: nos estigmatizan, señalan, nos culpan de problemas reales e inventados, nos presentan como personas con privilegios o peor, como amenazas a menores, o a las mujeres. Nos quieren señalados, culpables, con rabia, con miedo y con odio», señala el manifiesto.

Además, asegura que el colectivo no se conforma «con gestos, ni con palabras ni con promesas. No nos sirven leyes que castigan en manos de jueces que no las aplican, ni políticos que insultan», y reclama «igualdad y libertad para toda la diversidad sexual, de género y familiar».