libro ilustradoras bolivianas

Un libro visibiliza el talento de ilustradoras e historietistas bolivianas

Yolanda Salazar | La Paz - 30 agosto, 2022

El trabajo de cerca de una veintena de ilustradoras e historietistas, mayormente bolivianas, ha sido recopilado en un libro, también traducido a los idiomas quechua y aimara, con el objetivo de visibilizar el talento de estas mujeres, así como de abrir más espacios de difusión para sus obras.

El libro «Las viñetas se dibujan en femenino» ha nacido de la decimoséptima edición del Festival Internacional «Viñetas con Altura» de 2019, que había sido dedicado a las mujeres, ha contado a Efe la directora de la editorial «Con altura», Alexandra Ramírez.

Visibilizar el trabajo de la mujer

A raíz de este festival surgió el libro, que si bien fue publicado en 2020, fue nuevamente presentado en esta versión de la Feria Internacional del Libro de La Paz, que también estuvo dedicada a las mujeres escritoras.

«La idea del libro, mas que nada, es que la gente se entere y visibilizar el trabajo de la mujer, que es lo importante, que más gente conozca el trabajo que realizan las mujeres y cómo lo desarrollan en este ámbito», ha indicado Ramírez.

Ha agregado que es necesario abordar la perspectiva de hombres y mujeres y que en estos tiempos es importante «escuchar ambas voces», por lo que este libro colabora en mostrar la «voz» de varias ilustradoras.

«Hay mucho que la mujer tiene que decir de manera diferente y con una sensibilidad muy diferente también», ha sostenido Ramírez.

Diferentes temáticas y estilos propios

El libro muestra el trabajo de las historietistas Alejandra Andrade, Susana Villegas, Avril Filomeno, Roxan Tórrez, Alejandra Salvatierra, Diana Cáceres, Diana Cabrera y la chilena afincada en Argentina Alejandra Lunik.

Asimismo de las ilustradoras Claudia Gorena, Antagónica Furry, Fabiola Varnoux, Génesis Gardiazabal, Geraldine Csapek, La Hef, Merlina Anunnaki, Daniela Peterito, Sofía Cueto y la argentina Pupi Herrera.

Las temáticas de su trabajo son distintas, cada una eligió qué abordar, muchas escogieron realizar una introspección a través de sus trazos, otras intentan derribar los roles de género, el acoso callejero o el acceso al empleo, entre otros, mostrando siempre su estilo propio a la hora de narrar.

En quechua y aimara

El libro también está disponible en quechua y aimara a través de códigos QR que redireccionan a una página web donde una voz traduce las historietas en esos idiomas y también están disponibles los diálogos en esos idiomas.

«Esto ayuda a que nuevos públicos puedan acceder a estos nuevos formatos», ha indicado Wara Godoy, quien escribió el prólogo del libro.

«Nuestra generación no puede darse el lujo de pasar el feminismo por alto. Estamos construyendo una historia desde nuestras vidas para propiciar un ambiente en el que las niñas puedan identificarse con historias que las impulsen a romper los estereotipos de género», ha expresado Godoy en el prólogo.

Ramírez, por su parte, espera que esta antología sea el «arranque» para muchos más que muestren el trabajo de mujeres, para abrir más espacios.

Además ya tiene pensado que el siguiente libro sea uno que aborde temáticas «para adultos».

Este libro se realizó con el apoyo de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI).