EFE/EPA/ANGELO CARCONI

Las mujeres del Partido Demócrata denuncian la ausencia de mujeres en el nuevo Gobierno

EFE | Roma - 18 febrero, 2021

La decisión del Gobierno italiano de no incluir al menos a una ministra del Partido Demócrata (PD) en el nuevo Ejecutivo indigna a sus integrantes mujeres. 

El recién formado Gobierno de Mario Draghi no ha tenido en cuenta la petición de un Ejecutivo paritario formulada por algunas fuerzas políticas y cuenta con ocho mujeres en 23 ministerios.

Pero lo que más ha dolido a las políticas demócratas ha sido que entre las figuras indicadas por el PD a Draghi para ocupar posibles ministerios ninguna era la de una mujer.

La conservadora Forza Italia cuenta con dos ministras, Mara Cargagna (Sur y cohesión territorial) y Maria Stella Gelimini (Autonomías y Asuntos generales), mientras que la única representante en el Gobierno de Italia Viva es mujer, Elena Bonetti (Igualdad), y también la ultraderechista Liga tiene a Erika Stefani (Dicapacidad).

Los tres ministros del PD escogidos por el economista para su gabinete son hombres: Lorenzo Guerini estará en Defensa, Dario Franceschini en Cultura y Andrea Orlando en Trabajo.

La decisión del secretario general del PD, Nicola Zingaretti, ha sido la de asegurar que en el puesto de subsecretarias de Estado o viceministras se eligieran sólo a mujeres, lo que ha aumentado la protesta.

Desacuerdo por los posibles nuevos nombramientos 

La eurodiputada del PD y la expresidenta de la Región Emilia-Romagna, Debora Serracchiani, consideró en un mensaje en Facebook que dar ahora las subsecretarías de los ministerios a las mujeres era como «reparar un jarrón roto con cinta adhesiva».

Aunque Serracchiani agregó que «no hay más excusas» para las mujeres del PD, que aún no se han tomado en serio «el desafío del liderazgo».

También la diputada del PD y expresidenta de la Cámara de los diputados Laura Boldrini manifestó en los medios de comunicación su desacuerdo por los posibles nombramientos como subsecretarias de Estado.

«Después de lo sucedido, unos pocos puestos como subsecretarias no serán suficientes. Lo digo claro: el Partido Demócrata debe acabar con la estructura de las corrientes que elimina el protagonismo femenino e impide la renovación. Si no lo hace terminará perdiendo su identidad progresista y su finalidad social», explicó a los medios la diputada.

Otra de las históricas del PD y varias veces ministra Livia Turco considera la ausencia de mujeres del partido en el gobierno como «un hecho gravísimo, insoportable, fruto de una lógica machista».

La responsable de Igualdad de Oportunidades del PD Lucia Bongarzone afirmó que, esta vez, «las expectativas esta vez eran altas, por lo que el ruido sordo es aún mayor».

«La pregunta es una: ¿hay una cultura de género en el partido o no? Porque de lo contrario las bellas propuestas siguen siendo un papel para tirar», agregó.