Italia trabajo

Génova (Italia), 29/03/2021.- Población esperando para la vacunación en el Pabellón Jean Nouvel, en la feria de Génova. EFE/EPA/LUCA ZENNARO

La pandemia amplía la brecha de género en el mercado laboral italiano

Laura Serrano Conde | EFE Roma - 7 abril, 2021

En un año, 76.000 mujeres italianas han perdido sus empleos y 44.000 hombres han encontrado trabajo. Un informe del Ministerio de Trabajo y el Banco de Italia demuestra la brecha de género en el mercado laboral italiano con estos datos.

Las mujeres son las que más han sufrido los daños laborales de la pandemia por la temporalidad de sus contratos y sus sectores (restauración, hostelería o turismo especialmente). Pero el documento también resalta que se han visto afectadas por “la mayor dificultad para conciliar”.

«Los datos sobre el empleo femenino confirman que esta debe ser una de las prioridades» del Gobierno italiano, afirmó el ministro de Trabajo, Andrea Orlando, en las redes sociales. El primer ministro, Mario Draghi, ha dicho en distintas ocasiones que es fundamental promover el trabajo femenino en Italia.

El sector servicios, el más afectado. La construcción, la mayor recuperación

Según el informe, en Italia se han destruido 300.000 puestos de trabajo entre marzo de 2020 y febrero de 2021, un dato que podría haber sido mayor si no hubiera sido por la prohibición de despedir por motivos económicos, decretada en marzo del 2020 y todavía en vigor, y los paquetes de estímulos a empresas y familias afectadas del 2020.

En la industria, el sector que más se está recuperando de la crisis es el de la construcción, que en febrero acumulaba 70.000 empleos más respecto a un año antes, mientras que en el de la manufactura tenía 6.000 menos. Los servicios han perdido hasta 110.000 empleos frente al año anterior.

Según datos publicados en marzo por el Instituto Nacional de Estadística de Italia (Istat), en el último trimestre de 2020 la tasa de ocupación femenina ha sido del 49,1 % y del 67,3 % la masculina. La tasa de paro femenina fue del 10 %, frente al 8,5 % de la de los hombres, pero el dato más llamativo se encuentra en el de la tasa de inactividad femenina, que llega al 45,3 %, frente al 26,3 % de la masculina.