• EFE/Isabel Muñoz

  • EFE/Isabel Muñoz

  • EFE/Isabel Muñoz

  • EFE/Isabel Muñoz

Isabel Muñoz plasma con su cámara la naturaleza salvaje en «Somos agua»

María Muñoz | Madrid - 3 junio, 2021

 

“Somos agua” es una exposición inmersiva e interactiva de la fotógrafa Isabel Muñoz, Premio Nacional de Fotografía 2016, que estará abierta al público en el Museo Lázaro Galdiano, de Madrid, hasta el 29 de agosto, dentro del programa Acciona y PHotoESPAÑA 2021

Muñoz, considerada una de las fotógrafas más prestigiosas del panorama internacional, cuenta con dos premios World Press Photo, y durante más de 40 años ha recorrido el mundo con su cámara explorando las emociones humanas. En los últimos cinco años ha puesto su objetivo en el agua y ha retratado el mar en su estado más salvaje en compañía de seres humanos.

El mar en su naturaleza salvaje y como escenario del calentamiento global causado por la huella del hombre es la realidad que retrata Muñoz en sus fotografías. “Si cuidamos el agua, que no solo forma el planeta sino también a nosotros mismos, dejaremos un mundo mejor”, ha dicho a EFE Isabel Muñoz durante la presentación de la muestra “Somos agua”.

Un formato más interactivo

La exposición está montada en un formato inmersivo en el que los elementos tecnológicos son claves para que el espectador participe más allá de la observación como comúnmente pasa en las presentaciones. En la exhibición destaca una pantalla de cinco metros de ancho, que va reaccionando con los movimientos de los espectadores, además hay pantallas laterales que proyectan juegos de luces y sonidos propios marinos.   

“Cada vez me interesa más que el espectador participe más allá de la observación, que pueda ser parte de la pieza que ve. Es un formato imparable en continua investigación, me interesa mucho llevar el arte al otro lado de formas diferentes”, explica Muñoz. 

El agua, el calentamiento global y la esperanza

La fotografía presentada plasma de forma poética la falta de compromiso social frente al calentamiento global que hace que el espectador se sumerja de manera reflexiva en la exposición visualizando el mar como uno de los medios más afectados por la emergencia climática. 

“Inicié este proyecto atraída por la belleza de los entornos marinos y como llamada de atención ante los peligros que amenazan su supervivencia. El mar nos lo da todo sin pedirnos nada a cambio. Damos por sentado que su riqueza es inagotable, que puede con nuestros descuidos, nuestra falta de previsión, nuestros excesos”, afirma Muñoz. 

En las imágenes hay criaturas de los fondos marinos como: medusas, mantarrayas, tortugas, tiburones, algas, y anémonas, caballitos que logran transmitir al espectador la fragilidad del medio marino. 

“Este trabajo muestra todos los descubrimientos que voy haciendo sobre la naturaleza, por ejemplo, que los peces tienen consciencia. Al sumergirnos en los tanques del Oceanográfic reaccionaban con curiosidad poniéndose siempre frente a la cámara”, comenta sobre el proceso fotográfico. 

“¿Qué vamos a dejar a nuestros hijos y nietos si no somos capaces de cuidar de sus tesoros, si seguimos echando al mar plásticos que son trampas mortales para las especies que lo habitan, si continuamos vertiendo residuos que pondrán fin a la biodiversidad marina?”, reflexiona Muñoz. 

Las exposiciones interactivas, capaces de generar empatía

Claude Bussac directora de PHotoESPAÑA ha comentado lo relevante que es para esta edición del festival de fotografía que se realice de forma presencial, y ha destacado  “la importancia de poder tratar un tema tan importante como la crisis medioambiental”.