Hacerse mayor es una mierda

Filipa Beleza publica ‘Hacerse mayor es una mierda’. La ilustradora portuguesa explica el momento en el que llegó a esta conclusión y el humor detrás de su obra a EFE

‘Hacerse mayor es una mierda’: ilustraciones sobre convertirte en tu madre

Pilar Martín | EFE Madrid - 4 mayo, 2021

Dejar a un lado irse de cervezas después de trabajar por ir a comprar una tabla de madera para la cocina. Ese fue el momento en el que la ilustradora portuguesa Filipa Beleza (Braga, 1992) se dio cuenta de que se había convertido en su madre y concluyó que “Hacerse mayor es una mierda”.

Ahora publica ‘Hacerse mayor es una mierda’ (editorial Sapristi), páginas ilustradas llenas de experiencias propias y de amigas con las que quiere ayudar a normalizar que cuando una mujer se hace mayor es «normal» que cambie hábitos, pero sobre todo que tenga «Tinder» y que «tenga sexo con quién  quiera», cuenta a Efe con un fluido «portuñol» desde Braga.

«Hacerse mayor es muy guay, pero pienso que hay momentos en que sientes que sí es una mierda, como cuando te entra ese pánico cuando un día te despiertas y eres tu madre. Quiero mucho a mi madre pero para mí era una adulta y cuando me desperté y me identifiqué con ella fue una mierda», reconoce cuando está a punto de cumplir 29 años.

Humor ante las demandas estereotipadas de la sociedad

En ‘Hacerse mayor es una mierda’, Beleza despliega un catálogo de situaciones que van más a allá que sus propias experiencias como adulta, como el sentirse mejor con unas zapatillas «muy muy cómodas» antes que con unos tacones, porque el mensaje de este libro está dirigido a esas mujeres libres, a las que ya le da igual que en las comidas familiares le pregunten «¿cuándo vas a tener un hijo?».

Pregunta a la que ella ya se enfrenta, y que aborda en su libro de una manera «muy honesta» ya que esta obra es una demostración de cómo ella ha «gestionado» sus emociones para que las demandas de la sociedad a la mujer dejen de «ser cosas serias» que afectan en el día a día. Por eso en sus páginas encontramos situaciones en las que una amiga le dice a otra que está con su bebé: «Ah, que no fue un accidente…».

«Creo que la sociedad española es más liberal que la portuguesa, pero aún así se espera que cumplas 30 años, tengas niños y una casa con jardín. Lo que espero es que las chicas y los chicos que lean mi libro vean las situaciones que dibujo como algo normal«, reflexiona sobre el contenido de este libro en el que los textos autobiográficos se van sucediendo a ilustraciones en blanco y negro que funcionan como viñetas.

«Quería texto y dibujo para desarrollar las ideas por detrás de los capítulos, porque los dibujos -añade- son una manera muy sencilla y que funcionan muy bien para que la gente se identifique con las cosas».

El sexo y las tetas «flácidas», un santo y seña

Si algo caracteriza también a Beleza es su visión del cuerpo femenino, como lo refleja en su libro, ya que le «jode» que en el imaginario popular las mujeres tengan que tener el cuerpo «de determinada manera».

«Me dicen que por qué dibujo chicas con las tetas flácidas y yo digo que porque las mujeres las tenemos así, y también es bonito. Me gustan los cuerpos naturales y creo que hay mucho prejuicio hacia el cuerpo de la mujer y hacia la sexualidad«, reivindica sobre estas dos temáticas femeninas de las que «nos podemos reír» y que protagonizan las páginas.

Según reconoce, su padre aún no se ha leído en libro y espera que no lo haga porque sabe que no le gusta que se haya centrado en el «sexo y las tetas» de las mujeres. Pero asegura, entre risas, que su progenitor ya la conoce y sabe del contenido de esta obra porque la sigue en Instagram.

En la actualidad Beleza, que estudió en la Escuela Elisava de Barcelona y es licenciada en Diseño y Comunicación en la Facultad de Bellas Artes de Oporto, está embarcada en un proyecto sobre cómic de la Comisión Europea para «promover y dar visibilidad a los autores de cómic de europeos».