Guatemala aborto provida

Organizaciones sociales protestan con ataúdes durante un mensaje del presidente de Guatemala, Alejandro Giammattai, por la declaración como la "Capital Iberoamericana Provida, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/Esteban Biba

Guatemala aprueba una ley contra el aborto y la declaran «Capital Provida»

EFE | Ciudad de Guatemala - 10 marzo, 2022

Guatemala quiere abanderar la lucha contra el aborto en la región tras ser declarada este 9 de marzo como «Capital Iberoamericana Provida» y después de aprobar el martes 8 una polémica ley que eleva las penas de cárcel para los abortos y prohibe el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Contrario a la «marea verde» que avanza por Latinoamérica con la aprobación del aborto legal, Guatemala se inclina por el otro extremo mediante las políticas promulgadas en las últimas horas por el Gobierno del presidente local, Alejandro Giammattei.

El mandatario ha sido el principal protagonista del nombramiento de Guatemala como «Capital Provida de Iberoamérica» por un congreso cristiano, en un acto donde también estuvo presente la presidenta del Congreso, Shirley Rivera.

De igual forma, fue su partido, Vamos, el que con mayoría de sus aliados en el Parlamento ha aprobado el martes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una polémica ley que eleva las pena de cárcel para los abortos y que además busca combatir a «grupos minoritarios» que son «incongruentes con la moral cristiana».

«Capital provida» y ley contra el aborto en Guatemala

La designación de Guatemala como «Capital Provida de Iberoamérica» por parte del congreso religioso tuvo lugar en la Plaza de la Constitución y en el Palacio Nacional de la Cultura (sede del Gobierno), en el centro de la Ciudad de Guatemala.

«¿Qué pasaría si nos uniéramos? Hoy este evento es una invitación a unirnos en proteger la vida desde su concepción hasta la muerte natural en sus cinco etapas», ha asegurado el mandatario guatemalteco durante su intervención en el evento.

Giammattei ha afirmado que ese era «un día especial» para el país centroamericano, que hará «todo lo posible por respetar la vida desde su concepción» y ha pedido a la población que «en lugar de protestar nos unamos en construir esa Guatemala diferente que todos queremos».

La declaración de Guatemala como «Capital Provida de Iberoamérica» llega un día después de que el Congreso del país centroamericano aprobara la polémica normativa sobre el aborto, denominada Ley Para la Protección de la Vida y la Familia.

El estatuto recibió luz verde en la noche del martes con 102 votos de diputados aliados a la bancada Vamos, de Giammattei. En contra de la ley votaron ocho legisladores, incluidos los seis de Semilla, y otros 50 no emitieron voto.

La iniciativa 5272, planteada inicialmente en 2017 hasta su aprobación este martes, aumenta las penas de prisión para mujeres que aborten, originalmente establecidas de 1 a 3 años de prisión y ahora modificado con penas de hasta 5 años de prisión como mínimo. De igual forma, la normativa prohíbe enseñar en las entidades educativas la diversidad sexual.

Rechazo de organismos internacionales

Para Amnistía Internacional (AI), la ley «es una grave amenaza para las vidas, los derechos humanos y las familias en Guatemala».

«Esta ley no protegerá a las familias ni a las vidas, fomentará el odio y la discriminación. Pondrá en peligro la vida y los derechos de innumerables personas», ha dicho Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Según datos del Observatorio Nacional de Derechos LGBTIQ+ citados por AI, al menos 32 personas LGBTIQ+ fueron asesinadas en Guatemala en 2021 como consecuencia de su orientación sexual o identidad de género. En lo que va de 2022 se han registrado otros nueve asesinatos.

«Al criminalizar los abortos espontáneos, prohibir que las escuelas enseñen a los estudiantes sobre las relaciones no-heterosexuales y sancionar la discriminación por motivos de orientación sexual, el Congreso de Guatemala está legalizando la violencia y la discriminación institucionalizadas contra las mujeres, las niñas y la comunidad LGBTIQ+», ha enfatizado Guevara.

Por su parte, Planned Parenthood Global ha catalogado a esta ley como «un retroceso en materia de derechos humanos».

«Este es un intento cínico del gobierno guatemalteco de distraer la atención de los problemas reales que enfrentan las mujeres y niñas guatemaltecas todos los días: violencia persistente, un sistema de justicia fallido, atención médica deficiente, derechos restringidos y profundas desigualdades”, ha dicho Dee Redwine, vicepresidenta de Planned Parenthood Global para América Latina.

La organización asegura que «todas las personas tienen derecho a ejercer libremente su sexualidad y reproducción sin sufrir discriminación, coacción ni violencia, que es justamente lo que creemos causará está ley».