Florencia Núñez

La cantautora uruguaya Florencia Núñez fue registrada al posar, durante una entrevista con Efe, en Montevideo (Uruguay). EFE/Raúl Martínez

Florencia Núñez «quiere cantar» al paisaje más pintoresco de Uruguay

Concepción M. Moreno | Montevideo - 13 agosto, 2021

La cantautora Florencia Núñez (Rocha, 1991) rinde homenaje a la región uruguaya de la Rocha en un documental cargado de música y poesía que resalta los pintorescos pueblos.

La memoria sensorial de sus gentes, la música y poemas que apenas son conocidos en el resto del país, fueron elementos del nacimiento de «Porque todas las quiero cantar», un proyecto multiplataforma «que tiene un diálogo con el paisaje muy importante», como explica Núñez en una entrevista con Efe previa al estreno de la película que sigue al álbum publicado en 2020.

Folclore con voz de mujer

La cantautora se convirtió en 2018 en la primera mujer galardonada con el Premio Graffiti (de la música uruguaya) al compositor del año, pero considera que la reivindicación feminista le «queda un poco grande».

«Hubo muchas mujeres picando piedra antes para que yo ahora lo haga con naturalidad y no me lo cuestione, y también que quien da el premio no se cuestione si es una categoría masculina o femenina; pero sí es cierto que romper con ese muro no fue una tarea mía nada más», ha comentado Núñez.

Tras citar a mujeres legendarias de la música uruguaya, como Amalia de la Vega, Vera Sienra, Laura Canoura o Estela Magnone, y a otras más cercanas a ella en el tiempo, como Samantha Navarro, Rossana Taddei o Ana Prada, la artista resalta «que ahora las cosas están cambiando» y que las mujeres han ido abriendo puertas en toda la sociedad, lo que permite ampliar «miradas para que se empiecen a ver otras cosas».

El paisaje, una condición

«El paisaje condiciona ese tipo de poesía, ese tipo de música, porque se vincula con esa manera de hacer del hombre, con esos oficios que el paisaje te da la forma de desarrollar, por ejemplo el camaronero», ha argumentado la cantante, una de las voces jóvenes más destacadas de la escena musical uruguaya.

Rochense de pro, considera que, al igual que autores como Jaime Roos o Fernando Cabrera son «referentes» de Montevideo por sus canciones ambientadas en la capital uruguaya, «pasa lo mismo» con creadores de su departamento (provincia) natal, pero, añade, «al ser una comarca no trasciende demasiado» y «todo es más áspero para trabajar, se hace más cuesta arriba».

La película, dirigida y producida por ella y que se estrena este jueves tras varios aplazamientos por la covid-19, es una ‘road movie’ en la que Núñez versiona temas del folclore local, como «Contigo y en el Palmar» o «Canción del camaronero», al tiempo que repasa cómo nacieron esas canciones mientras recorre lugares que sirvieron de inspiración a sus creadores.

Satisfecha con el resultado, dice que este proyecto le ha dejado como «regalo» la devolución recibida de «distintos grupos de personas, diferentes edades, distintos contextos» sobre la emoción provocada por su reinterpretación de estos temas.

«Me han llegado montón de mensajes de cómo, afectivamente, las personas se han sentido tocadas por el proyecto (…) Todas las canciones han tocado una fibra emocional que, con mis otros discos, no me había pasado algo tan masivo», ha explicado la autora de «Mesopotamia» (2014) y «Palabra clásica» (2017).

Florencia Núñez rompiendo esquemas

«La sociedad ha trabajado siempre en favor de los hombres y es lógico que hayan salido figuras masculinas como cantores y poetas y no tantas femeninas»,  ha indicado Núñez, quien argumenta que todas las canciones de este proyecto «son compuestas por hombres e interpretadas por hombres» y tuvo que adaptarlas «con un tono de voz femenino, con otros arreglos y una sensibilidad distinta a la masculina».

En medio de una pandemia que arrasó, entre otros colectivos, el mundo de la cultura, la cantautora mantiene la esperanza de que «pueda realmente haber una explosión cultural después de esto», pese a que es consciente de las dificultades económicas del gran público.

Y, al tiempo que sonríe -sin revelar más detalles- pensando en su nuevo álbum ya maquetado, defiende con emoción el proyecto en el que lanza «un ancla» al paisaje de su Rocha natal.