mirada patriarcal series

Fotografia de una pantalla de televisión. EFE/NACHO GALLEGO

«Mirada patriarcal» y estereotipos en las series de televisión en España

Laura de Grado Alonso | Madrid - 21 septiembre, 2020

Los hombres ocupan el 78 % de los puestos de dirección de series de televisión en España y la representación de las mujeres está atravesada por una «mirada patriarcal» que reproduce estereotipos como el de «la chica buena» o la «femme fatale».

Así lo revela el informe «Estereotipos, roles y relaciones de género en series de TV de producción nacional», publicado por el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO) y realizado por la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), que concluye que «la televisión continúa retroalimentando la cultura sexista».

«El relato audiovisual es un canal fundamental para nuestra construcción personal y social, influye en nuestra manera de interpretar el mundo, nuestra manera de ser y de estar en esta sociedad, por eso aplicar la ley de igualdad en los contenidos es una prioridad absoluta», ha recordado la presidenta de CIMA, Cristina Andreu, durante la presentación del informe. 

«No podemos aspirar a un horizonte de igualdad y justicia sin abordar esta basto campo del audiovisual», ha añadido Andreu. 

De las 18 series más vistas, una está dirigida por mujeres

Solamente una de las 18 series más vistas en España durante el periodo 2018-2019 es de autoría femenina. De acuerdo a las cifras absolutas de hombres y mujeres en puestos de dirección, el 78 % de los directores son hombres, otro 16 % es autoría mixta y tan solo un 6 % son mujeres, una cifra que representa a las tres directoras de la serie «Vida perfecta».

«En la creación de contenido y en la dirección de las series, la participación de las mujeres es prácticamente inexistente por no decir nula», reza el informe dirigido por la investigadora Fátima Arranz. 

Ellas: en lo más bajo de la pirámide ocupacional

En cuanto a la producción de series, los hombres ocupan dos de cada tres puestos de trabajo, un 66,9%.

En general, según el informe, en lo más alto de la «pirámide ocupacional se observa una menor presencia de mujeres». Ellas se concentran en las posiciones más bajas: desempeñan el 61 % de los puestos de maquillaje, peluquería, vestuario y decorado.

Contenidos violentos

El estudio también tiene en cuenta los contenidos de estas series, para ello analiza 300 horas de una muestra de 18 series de televisión que incluyen «Cuéntame», «Élite», «La casa de papel», «Skam España», «Amar es para siempre» o «La que se avecina», entre otras.

«Los mensajes de las series nacionales se caracterizan por su inequidad y porque la manifestación de los distintos tipos de violencia ocupa un lugar primordial», afirma el documento.

La violencia masculina, contra otros varones y contra las mujeres, está representada en el 58,4 % de las secuencias analizadas, un «porcentaje muy alarmante» según resalta el estudio.

Estereotipos sexistas: «femme fatal» o «chica buena»

La investigación revela que los estereotipos sexistas continúan muy presentes en las series de televisión en España. Así, los roles más representados en los personajes femeninos de las series son la «femme fatal», la «chica buena», la «mujer sumisa», la «hipersexualizada«, así como la «madre castradora» y la «madre sufridora».

Además, el 82,2 % de los personajes femeninos responden al estereotipo de “feminidad”, caracterizado por su pasividad, ser figura florero o soporte emocional o por limitar su actividad al cuidado de otros.

Por su parte, los varones de la ficción siguen los estereotipos del «hombre trabajador», el «chico bueno», el «héroe o líder», el «chico malo» y el «príncipe».

Todo ello evidencia, según el informe, que la representación de hombres y mujeres en las series de televisión siguen estando atravesadas por «la mirada patriarcal». Algo en lo que la propia Fátima Arranz ha querido incidir durante la presentación del informe, donde ha recalcado que esta es la imagen que tienen los hombres, ya que son ellos quienes dirigen mayoritariamente las series españolas.