violencia machista institucional

La Plataforma 8M concentrada en Toledo. EFE/Ángeles Visdómine

«¿Dónde está Gea?», proyecto para sensibilizar sobre la violencia machista institucional

Valencia | EFE - 11 mayo, 2022

«¿Dónde está Gea?» es el nombre de un proyecto multiplataforma cuyo objetivo es denunciar, sensibilizar y hacer pedagogía sobre la violencia machista institucional, aquella que empieza en el momento en el que la mujer decide poner una denuncia o se atreve a marcharse de casa.

La Universidad Politécnica de Valencia (UPV) acoge desde este lunes 2 de mayo el proyecto que incluye un largometraje, talleres, exposiciones y conferencias y que ha sido impulsado a través de la asociación Alanna por su presidenta y psicoterapeuta, Chelo Álvarez, y el director de cine especializado en derechos humanos y voluntario de la asociación, Samuel Sebastián.

Apenas se denuncia el 25 %

El nombre del proyecto, «¿Dónde está Gea?», se refiere a la visibilización de las víctimas de la violencia machista, no solo las mujeres sino también sus hijas e hijos, y apela a que la sociedad sea consciente de las vicisitudes y obstáculos que padecen, especialmente desde el momento de la denuncia, según fuentes de la organización.

En ese punto «se inicia un largo proceso en el que muchas madres acaban perdiendo la custodia de sus hijas o hijos que acaban viviendo o bien con sus padres maltratadores o abusadores, o bien en una residencia de menores», han añadido.

En España se registran cada año 150.000 casos de violencia machista pero apenas llega a denunciarse el 25 %, y más del 75 % de las mujeres asesinadas por violencia machista entre 2003 y 2019 eran madres -en la mitad de los casos con hijos menores de edad-, según las fuentes.

47 menores víctimas de violencia vicaria

Las primeras mil mujeres asesinadas dejaron huérfanos a 765 menores, de los que 499 eran hijos o hijas del agresor, y desde 2013 han sido asesinados por violencia vicaria 47 menores, indican las fuentes, que citan datos oficiales.

Chelo Álvarez ha asegurado a EFE que el proyecto, que hace referencia a la diosa Gea, la «madre de todas las diosas y que representa a las victimas de violencia machista», reivindica la necesidad de escuchar y difundir la voz de las mujeres que han sufrido primero la violencia machista y, a continuación, la violencia institucional.

Según Álvarez, la violencia institucional empieza cuando la víctima denuncia la violencia física, psicológica o sexual que sufre, «es la segunda parte de la violencia, donde aparece el síndrome de alineación parental en los juzgados«, y considera que una manera de que esto cambie es «sensibilizando a la sociedad que, muchas veces da la espalda a las víctimas, y visualizarlo a través del arte y el mundo cultural».

Exposiciones y un largometraje

«¿Dónde está Gea?» también incluye campañas didácticas en redes sociales, exposiciones, un taller de animación en la UPV sobre historias reales de violencia y abusos, la producción de un largometraje que ya cuenta con el guión terminado y productora, y conferencias.

En la exposición “Violencia vicaria. Las hijas e hijos de la violencia machista”, estudiantes de la Facultad de Bellas Artes de la UPV han desarrollado un trabajo de investigación y una propuesta expositiva para poner de manifiesto, a través de varias acciones artísticas, la situación de indefensión en la que se encuentran las mujeres víctimas de violencia machista y sus hijos e hijas.

Según ha explicado Chelo Álvarez, está previsto hacer un largometraje en un tren o Metro en el que cada estación denuncie «cada una de las partes de lo que significa realmente salir de la violencia de género, de la violencia institucional que sufren las víctimas a través de los juzgados o de la Policía».