• Almudena Sánchez, directora de fotografía cinematográfica .

  • Núria Roldós, vicepresidenta de la Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía (AEC).

  • Pilar Sánchez, directora de fotografía de la película "Carmen y Lola" de Arantxa Echevarría.

  • Teresa Medina, presidenta de la Asociación Española de Directores y Directoras de Fotografía.

  • Almudena Sánchez, directora de fotografía cinematográfica .

  • Núria Roldós, vicepresidenta de la Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía (AEC).

Teresa Medina: «El mercado no confía en la figura de la mujer»

Carmen Siguenza | Madrid - 5 mayo, 2019

Teresa Medina fue la primera mujer que entró en la Asociación Española de Directores de Fotografía.

Pero desde 2018 también es la primera mujer que preside esta entidad ahora llamada Asociación Española de Directores y Directoras de Fotografía, una institución desde la que lucha por la «visibilización» de la mujer en este sector históricamente ocupado por los hombres.

Medina no aboga por el feminismo en forma de «tsunami», sino por el de gota a gota, ese que cala hasta los huesos y se acaba metiendo en el ADN de cualquier persona.

Aunque para llegar esa realidad tiene algo claro: hay que contar con los 117 compañeros con el objetivo de que las 13 compañeras -un 10% del total de socios- consigan ser «referentes» para las futuras generaciones.

Porque, según afirma en una entrevista a Efe, hay muchas mujeres que sí estudian fotografía, «pero el mercado las echa para atrás»: «No confía en la figura de la mujer, y al final acaban metiéndose en producción, decoración, o de asistentes, y los trabajos de mujer se van desviando».

Nunca una directora de fotografía ha ganado un Óscar o un Goya

Y de dónde viene esta afirmación tan fuerte. Pues según contesta esta profesional de la luz, cuya carrera profesional empezó como Directora de Fotografía en EEUU en la conocida serie «Las chicas de Girlmore», la posición del director/a de fotografía es el «epicentro» de cualquier producción.

«En nuestras manos está mucho dinero porque manejamos tiempo y material de rodaje», explica aunque ésta afirmación termina con una frase que acaba en una suerte de puntos suspensivos indeseados: «y dejar eso en manos de una mujer…».

Con un discurso lleno de disparos certeros, esta madrileña (1965) también lanza otra reflexión clave para iluminar el futuro de la mujer en este gremio: nunca una directora de fotografía ha ganado un Óscar o un Goya.

«Nosotras queremos trabajar con gente que quiera trabajar con nosotras, y esto tiene que surgir desde dentro, no tiene que ser una imposición, es un proceso alquímico porque por el hecho de que me obliguen a trabajar en una película, si no tengo este ‘feeling’ con el director o directora la obra va a fracasar. No es que haya que poner a una mujer, es que se tiene que dar», expresa.

Se tiene que dar, sobre todo, en «más producciones de más presupuesto, que son las que aparecen en las salas cinematográficas, porque la visibilidad es fundamental.

Colectivo directoras de fotografía

En el seno de la Asociación Española de Directores y Directoras de Fotografía hace un año, y con Medina ya como presidenta, nació el Colectivo de Directoras de Fotografía, un grupo cuyo germen es tan sencillo y complicado como «visibilizar» su trabajo y apoyarse «mutuamente».

Una agrupación que acoge a una veintena de profesionales entre las que se encuentran Pilar Sánchez, directora de la película «Carmen y Lola» de Arantxa Echevarría, Raquel Fernández, que tiene, entre otros reconocimientos, el «Best Female Cinematographer Award» del Women’s Independent Film Festival de Los Ángeles; o Núria Roldós, vicepresidenta de la Asociación Española de Directoras y Directores de Fotografía (AEC).

«Hace menos de un año, si hubiéramos querido ver alguna película de los Oscars fotografiada por una mujer, nos hubiéramos aburrido mucho. Nuestra lista de opciones se reducía a cero películas. Cero. A lo largo de toda la historia de los premios, que empezaron a otorgarse en 1929», afirman en la web de la AEC.

Pocas mujeres en puestos técnicos

Las mujeres han sido, históricamente, un porcentaje muy reducido de directoras (la única mujer en llevarse el Oscar fue Kathryn Bigelow) pero todavía más de puestos técnicos y, según un estudio del Centre for the Study of Women in Television and Film, destacan que de las cien películas más taquilleras del 2017, sólo un 2 % habían sido fotografiadas por mujeres. «O sea, dos», puntualizan.

Para este colectivo, lo «más terrible y a la vez esperanzador» es que estas cifras «suponen una mejora, lenta pero constante, de la situación de las mujeres en el oficio» por eso consideran que es un «gran momento para ellas».

Lo es porque, según informan, hay iniciativas europeas para apoyarlas, para promover que se contrate a mujeres en puestos técnicos, dando más puntos en las ayudas.

Pero de ellas mismas ha nacido la plataforma «Emergentes», donde seleccionan para futuros trabajos a profesionales con un mínimo de 3 años de experiencia y con un número significativo de proyectos realizados.

Junto a Teresa Medina, en la actualidad, también hay otras asociaciones del gremio que cuentan con mujeres al frente, como en Estonia, que tiene a Elen Lotman como presidenta de la ESC.