Diáspora africana documental

La diáspora africana de Puerto Rico llega a Roma con un documental de Las nietas de Nonó

EFE | Roma - 14 julio, 2022

Las artistas puertorriqueñas «Las nietas de Nonó» reivindican sus orígenes africanos en su documental «Foodtopia: después de todo el territorio», expuesto este verano en una exposición colectiva en Roma, donde muestran «la relación que existe entre la comida y la memoria».

El largometraje se proyectará hasta septiembre en el histórico espacio del Mattatoio de la capital italiana (un antiguo matadero que se ha convertido en un polifacético espacio artístico), junto a la obra de otros tres artistas africanos como parte de la muestra «Sedimentos. Después de la memoria».

El trabajo de la diáspora

El trabajo de las Nietas de Nonó explora la relación que mantuvo la diáspora africana de Puerto Rico con la comida durante el pico de la pandemia del coronavirus, cuando tuvieron que reunir alimentos para 28 días y salieron a la luz «las tensiones entre la industrialización y la Naturaleza», según han explicado a Efe Mapenzi y Mulowayi Nonó, las integrantes de este dúo artístico.

«La comida es conexión, aquello que te nutre, pero también es la búsqueda constante de la identidad, de la cultura y, para nosotras, como personas de Puerto Rico afrodescendientes, es una conexión con la ancestralidad», han añadido.

La búsqueda de los orígenes es también el tema central que exploran los tres artistas africanos que protagonizan junto a ellas esta exposición creada por el Spazio Griot, una iniciativa que «da voz a artistas de identidades plurales», tal y como ha contado a Efe la creadora del proyecto y comisaria de la muestra, Johanne Affricot.

«La muestra nace de la necesidad personal de mandar un mensaje a las autoridades para tener en el territorio, especialmente en Roma, un espacio que diera voz a las complejidades y diversidades que hay en Italia», ha apuntado esta italiana de ascendencia haitiana y ghanesa.

Una muestra de la diversidad

Siguiendo este objetivo, Affricot ha elegido al artista eritreo Muna Mussile, al escultor Victor Fotso Nyie, originario de Camerún, y al ruandés Christian Offman para mostrar en esta exposición «que existe mucho más de lo que el público italiano está acostumbrado a ver».

Paseando por la amplia sala del Mattatoio, los visitantes transitan por instalación multiformato de Mussile, que en sus tejidos recuerda las manifestaciones ocurridas en Bolonia (centro de Italia) en apoyo a la liberación eritrea.

El camerunés Fotso Nyie repiensa la percepción contemporánea de las formas escultóricas africanas a partir de una decena de figuras que muestran su propia versión de este arte ancestral, mientras que Offman afronta el tema de la ciudadanía sacando a debate su propia experiencia personal para conseguir la nacionalidad italiana, tras llevar toda una vida viviendo en este país.

La exposición se enriquece con una amplia programación de actividades, charlas y talleres con los que Affricot espera diversificar también la procedencia del público en los museos.