• Bordados de #vivasnosqueremos #cuéntalo de Sandra Paula Fernández en "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

  • Interior de la exposición "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

  • Interior de la exposición "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

  • Interior de la exposición "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

  • #Todxsauna, incluida a través de vídeo de la exposición "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

  • Barrendera, de la colección 'Arte público, porque la vida no es sólo coser y cantar' en " la exposición "Detrás del aire hay monstruos". Imágenes cedidas por su comisaria, Semíramis González.

«Detrás del aire hay monstruos», bordados feministas contra la violencia de género

Natalia Ibáñez Guinea | Madrid - 11 enero, 2021

 

A golpe de aguja e hilo, la artista Sandra Paula Fernández reivindica la lucha de la mujer contra la violencia de género en «Detrás del aire hay monstruos». Este alegato feminista, comisariado por Semíramis González, se podrá disfrutar en Mieres Centru Cultural hasta el 30 de enero.

El Ayuntamiento del concejo asturiano da el pistoletazo de salida a la programación artística para el año 2021 con esta exposición con el bordado como protagonista, reimaginado como arma reivindicativa que aúna tradición femenina e innovación feminista.

«Señor, el aire me castiga el ser. Detrás del aire hay monstruos que beben de mi sangre.»

Sobre este verso de Alejandra Pizarnik reflexiona esta exposición, que busca «concienciar, a través del arte, sobre nuestra responsabilidad a la hora de enfrentarnos a la violencia machista», según ha expresado su comisaria. 

«Porque la vida no es sólo coser y cantar»

La obra de Sandra Paula Fernández indaga acerca del poder de los mass media y la publicidad para reproducir y prolongar estereotipos de género, además de para normalizar la violencia del trabajo sexual y la trata de mujeres.

Así, entre los pasillos de la muestra se pueden encontrar bordados desde textos extraídos de páginas web de contactos hasta anuncios reales en periódicos nacionales. Es lo que la artista ha llamado «arte público» en honor a uno de los eufemismos con los  que antiguamente se designaba a las prostitutas, «mujer pública».

«El proyecto está concebido para poner en entredicho las terribles cargas sexistas que permanecen en la sociedad actual, enfrentándolas al problema de la prostitución en nuestro país y a la doble moral de nuestro tiempo», expresa sobre estas obras en su página personal la artista, que ha aprendido que la «la vida no es sólo coser y cantar».

Como recuerda González, más del 80% de las mujeres se prostituyen contra su voluntad y uno de cada cinco hombres reconoce haber recurrido a la prostitución en España.

#Cuéntalo #VivasNosQueremos #Todxsauna

Igualmente, en «Detrás del aire hay monstruos» la artista recoge 30 testimonios extraídos de Twitter dentro del movimiento #Cuéntalo promovido por la periodista Cristina Fallarás, tras las manifestaciones por la sentencia de la Manada, y que reunía el testimonio de mujeres que habían sufrido agresiones sexuales a lo largo de su vida.

Bordados a mano en punto de cruz, estos aparecen intercalados con otros 30 cuadros de la mismas características. Cada uno de ellos con una flor y un verso de ‘Nuevas Reglas’. Un poema coral donde Ruth Toledano une las voces de leyendas del feminismo pasadas y presentes como Angela Davis, Maya Angelou o Beyoncé.

A los bordados además se le suman obras en vídeo con alusiones al 8M o al activismo contra el patriarcado desde distintos frentes. En ellos se plasma la realización de #Todxsauna, la revolución se hace a golpe de aguja’ , un enorme tapiz bordado de 4 metros de altura con centenares de alegatos y frases feministas recogidos en la movilización de 2018.