violencia sexual Perú

Dos niñas juegan en un refugio provisional de damnificados en agosto de 2007, en la población de San Andrés, Perú, una de las zonas afectadas por el terremoto. EFE/José Jacome

Defensoría de Perú: Urge atención plena a niñas víctimas de violencia sexual

EFE | Lima - 22 octubre, 2021

La Defensoría del Pueblo de Perú ha solicitado al Estado que garantice la atención integral de niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual en el país y ha demandado «una respuesta integral por parte del Estado para prevenir, atender y proteger a las víctimas de violación sexual, especialmente a las niñas y adolescentes».

«Cada 85 minutos se registra una violación sexual a una menor y se triplican las niñas de menos de 10 años forzadas a ser madres en Perú«, así lo ha afirmado la Defensoría a través de un comunicado emitido con motivo del Día Internacional de la Niña.

Así mismo, ha sostenido que la adopción de medidas que refuercen la implementación de estrategias efectivas para la prevención y atención de este flagelo es urgente ante los datos del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, que indican que desde enero hasta agosto de este año se atendieron en el país un total de 4.151 casos de violación sexual a niñas y adolescentes. Esto son más 17 casos por día, uno cada 85 minutos.

Forzadas a ser madres

El organismo ha mencionado que, según el Sistema de Registro del Certificado de Nacido Vivo en Línea del Ministerio de Salud, durante todo el año pasado hubo 1.179 nacimientos cuyas madres eran niñas entre 0 y 14 años. 

De este total, 24 nacimientos fueron de menores de 10 años, una cifra que se triplicó en comparación con el año anterior.

En lo que va de 2021, la Defensoría ha informado que ya se registraron 860 recién nacidos de madres niñas o adolescentes de menos de 14 años.

«Esta dura realidad resulta muy preocupante, no solo porque un embrazo de una niña menor de 14 años de edad es considerado legalmente una violación sexual sino que también representa un alto riesgo para su vida, su salud física y mental, desmorona totalmente su proyecto de vida y vulnera su desarrollo y bienestar integral», ha apostillado.

Más allá de la violencia sexual

Ante este escenario, la Defensoría ha recomendado al Estado adoptar medidas de concienciación sobre los «diversos problemas y limitaciones» que sufren las niñas en el Perú, así como promover el cumplimiento de sus derechos y sensibilización y así evitar que sean víctimas de violencia sexual. 

«Esto implica fortalecer los espacios de participación de ellas, con el fin de recoger sus propuestas y preocupaciones sobre la problemática abordada, así como realizar acciones dirigidas a garantizar la igualdad de género y el empoderamiento sobre sus derechos, lo que incluye estrategias para prevenir y atender la violencia, así como los mecanismos de denuncia», ha precisado.

El órgano ha añadido que, más allá de la violencia sexual y el embarazo, existen otros desafíos que «urgen ser abordados», entre ellos la orfandad a causa de la covid-19 y la brecha digital de género en conectividad.

En ese sentido, ha recordado que el Estado «tiene el deber de garantizarles el acceso a la información en el entorno digital, fomentar la alfabetización digital, así como el uso responsable y seguro del internet para prevenir riesgo para ellas, sobre todo en tiempo de pandemia».