cuotas cine directoras latinoamericanas

La cineasta brasileña Maria Ramos, directora de la película "El proceso", posa durante una entrevista con la Agencia Efe en la que ha defendido que la equiparación de género en la producción cinematográfica en el mundo. EFE/ Luís Lima

Cuotas en el cine, la exigencia de directoras latinoamericanas para alcanzar la paridad

EFE | Madrid/Valladolid - 12 septiembre, 2019

La implementación de cuotas en las producciones cinematográficas es una de las políticas públicas que las directoras Alicia Scherson, de Chile, y Maria Ramos, de Brasil, creen que son necesarias para alcanzar la paridad de género en el sector.

Ambas cineastas, que participan esta semana en el ciclo «Modos de hacer: cines y mujeres de América Latina», en Casa de América, aseguran que sin esa clase de medidas será más difícil que las mujeres ocupen puestos de decisión en el mundo del cine.

«Mientras no haya acciones más violentas, como las cuotas, o la exigencia de la equidad de género, nunca va a conseguirse una paridad total», señala Scherson.

«Soy favorable a las cuotas para mujeres y grupos minoritarios. Es la manera para evolucionar más rápidamente», afirma Ramos, directora de «El proceso», película que cuenta la destitución de la ex presidente brasileña Dilma Rousseff.

Las mujeres aún en puestos intermedios

Para Scherson y Ramos, el avance de las nuevas tecnologías y la mayor oferta de escuelas de formación han abierto camino para las mujeres. Sin embargo, lamentan que esa evolución no se vea reflejada en el acceso de las cineastas a mayor visibilidad y a puestos de poder.

Como ejemplos, citan los números de mujeres participantes de los principales premios de los dos últimos principales festivales de cine. En el Festival de Cannes de este año solo cuatro mujeres compitieron por la Palma de Oro en una selección de 21 películas. En el Festival de Venecia, también fueron dos, frente a diecinueve realizadores masculinos.

«Estamos en una etapa intermedia, en la que se ha aumentado la participación femenina en la base, pero todavía no en las cúpulas«, dice Scherson, que atribuye el actual momento al «machismo estructural», que reserva a los hombres los espacios de decisión.

La directora de cine argentina Lucrecia Martel, presidenta del jurado del Festival de Venecia este año, fue nombrada por las dos directoras como una de los pocas referentes en escala global.

Fue precisamente Martel quien en el marco de la Mostra manifestó su descontento por la falta de presencia femenina en la sección oficial del Festival y abogó también por las cuotas.

“No me da felicidad pero no sé de qué otra manera podemos empezar a forzar a esta industria a pensar de otra manera; esto no quiere decir que cualquier película dirigida por una mujer esté haciendo una gran lectura sobre la humanidad, pero es indudable que el cine no está representado la complejidad de la sociedad“, subrayó la cineasta.

Las mujeres realizadoras son protagonistas en la Seminci

Por su parte, la Sección Oficial de la 64 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) programará dieciocho títulos en una apuesta por las mujeres directoras, con siete en competición, de las que seis optarán al premio Pilar Miró al Mejor Nuevo Realizador, y por el cine europeo, ya que trece de ellos son producciones o coproducciones con algún país de este continente.

La Sección Oficial ofrecerá cinco primeras películas, cuatro de ellas realizadas por mujeres. Se trata de «Adam», de Maryam Touzani (Marruecos/Francia/Bélgica), candidata por Marruecos al Oscar a la Mejor Película de habla no inglesa; «Papicha», de Mounia Meddour (Francia/Argelia/Bélgica/Catar), elegida por Argelia para esta misma competición; «Cat in the Wall», de Mina Mileva y Vesela Kazakova (Bulgaria/Reino Unido/Francia), y «Un divan à Tunis (Arab Blues)», de Manele Labidi Labbé (Francia), premio del público en la ‘Giornate degli Autori’ del Festival de Venecia, además de «El plan», de Polo Menárguez (España).

También optará al premio Pilar Miró al Mejor Nuevo Director la película «The Farewell», segundo largometraje de la realizadora Lulu Wang (Estados Unidos), que obtuvo el premio del público del pasado Festival de Sundance.

Como tercera película, competirá en la Sección Oficial «Bashtata (The Father)», de Kristina Grozeva y Petar Valchanov, (Bulgaria/Grecia/Italia), ganadora del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary.

En mayo de este año, la Seminci también anunció que había alcanzado la paridad en su comité de selección, incorporando a tres mujeres más al equipo conformado hasta ese momento por cinco hombres y dos mujeres.